www.elfarodelguadarrama.com

Los trabajadores de IRIBUS comenzaron ayer los paros de los autobuses en la Sierra Oeste

Los trabajadores de IRIBUS comenzaron ayer los paros de los autobuses en la Sierra Oeste
Ampliar

Todos los lunes y martes de octubre, noviembre y diciembre habrá huelga en IRIBUS S.A.U, empresa de transporte de viajeros del grupo ALSA, en la zona Oeste de Madrid que atiende a 16 municipios. Según FeSMC.UGT, se han convocado paros de 24 horas todos los lunes y martes, hasta el 31 de diciembre, paros que dieron comienzo ayer. Según el Consorcio Regional de Transportes, los servicios mínimos serán de entre el 50 y el 60 por ciento en horas puntas y del 35 por ciento en horas valle.

Esta convocatoria de huelga tiene su origen, según los sindicatos “en los reiterados incumplimientos por parte de la dirección de IRIBUS de los descansos entre servicios que deberían realizar los conductores de la empresa”.

Especialmente indigna a los representantes del Comité de Empresa que la dirección de IRIBUS “obligue a los trabajadores de la empresa a realizar trabajos en estos tiempos de descanso que están regulados y que son necesarios”.
“A pesar de las comunicaciones dirigidas a la dirección de IRIBUS para que se solucione este grave problema laboral, señalándole que la falta de descanso afecta a la salud de los trabajadores e la empresa, la dirección no da respuesta a estas reclamaciones laborales”, afirman. También el Comité de empresa, en su denuncia apela que los ciudadanos usuarios de este transporte y que lo pagan, deben tener las garantías de seguridad derivadas de la observancia de estos descansos, necesarios para garantizar unas destacadas condiciones laborales en el marco de la seguridad vial”.

La situación producida por la falta de descanso reglamentado y lo apretado de la tabla horaria de los servicios y la tensión de las quejas de los viajeros “hace que el trabajo se esté realizando bajo una presión laboral y estrés que no son admisibles”.

Actos de vandalismo y rotura de lunas en la primera jornada de huelga
Por su parte, la dirección de IRIBUS denuncia que la actuación de los piquetes ha impedido en la mañana de ayer el normal cumplimiento de los servicios mínimos establecidos en la huelga de conductores de autobuses interurbanos de la Sierra Oeste de Madrid, que afecta a unos 15.000 usuarios diarios y a 26 líneas que cubren habitualmente estos municipios.

La empresa condena los irresponsables e injustificables actos de vandalismo y rotura de lunas que se han producido desde que se inició el conflicto, y que ponen en serio riesgo la seguridad de viajeros y empleados, además de provocar la inutilización de vehículos para la normal prestación de los servicios.

Así, a primera hora de la mañana de ayer, un grupo de unas 30-40 personas se concentraron en la terminal de autobuses de San Lorenzo de El Escorial y lanzaron gran cantidad de huevos a las lunas de los autobuses impidiendo que los vehículos pudieran salir a su hora y ocasionando retrasos generalizados (entre 20 y 60 minutos), y el consecuente retraso de los servicios mínimos establecidos”, tal como lo han denunciado los propios viajeros. La dirección de IRIBUS lamenta los retrasos registrados, pide disculpas a los usuarios afectados.

IRIBUS también reitera que los motivos reales de esta huelga son exclusivamente incrementos salariales que supondrán en su conjunto un aumento del 50 por ciento de los costes salariales a la empresa. Los motivos nada tienen que ver –como dicen los sindicatos- con supuestos incumplimientos en cuanto a tiempos de descanso, que la empresa cumple en su integridad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.