Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
27 de octubre de 2021, 23:02:48
Opinión


El estado del estado (108): La verdad (XXXIII)

Por Carlos González

También en este caso Yony nos propone que, para comprender mejor todo el funcionamiento del conjunto de la Vida, de la naturaleza y las leyes que la rigen y, por supuesto, del individuo y de los grupos sociales que forma, debemos comenzar por abajo, analizando lo simple.


Pregunta simple: ¿Hay leyes inexorables que rigen el mundo que habitamos, o es permanentemente aleatorio? ¿Vivimos en la “Teoría del Caos” y nada es previsible, o habitamos un espacio tiempo que cumple ciertas Reglas-Leyes que podemos estudiar, y estas nos guiarán siempre, porque ante el supuesto en el que estemos, la experiencia acumulada, por los resultados de error o éxito obtenidos, nos habrá facilitado un protocolo de actuación?

Parece que tal como dijo Calderón en 1.650 “Nadie lo entiende”. Y, hasta ahora, tanto los ciudadanos como los GSO reaccionamos como un grupo de individuos encerrados en una cueva que dispone de un pequeño agujero, por el que se reflejan las sombras, y estas son las únicas que le permiten apreciar lo que sucede en el exterior. Esos sucesos repercuten inexorablemente en sus vidas, pero solo crean visiones del mundo, es decir, “Idean” en función a dichas proyecciones fantasmagóricas, y de ahí sacan sus conclusiones fantásticas y literarias –como han hecho hasta la actualidad todas las culturas y civilizaciones- y fantasean una concepción del mundo, que ¡ohhh sorpresa!, a veces, y en partes concretas, hasta les funciona.

¿A qué les suena lo de la cueva y las sombras? Ahhh, siiii, al “Mito de la caverna” de nuestro adorado Platón. Ya sabemos que es la piedra angular y fundamento absoluto de toda nuestra cultura, y parece que ahí seguimos. Y dice Yony “Ya que lo tenemos aquí, y lo hemos leído hasta la saciedad, ¿No podemos, ya, confrontar a nuestro amado Federico Nietzsche, con su “Vista de pájaro”, contra las viejas sombras, que no son más que, supersticiones del tal Platón?

También sabemos que lo que hacen los científicos es utilizar esa visión general, desde arriba, como si fuera un águila, para estudiar a todos y cada uno de los componentes que analizan, por eso extraen sus leyes y las convierten en conocimientos científicos. Todos los conocimientos Reglas-Leyes de los que disponemos de la naturaleza en general y de nosotros mismos se han conseguido así.

Ahora, para estudiar a los individuos y sus GSO, debemos comenzar por lo más básico. Por su componente físico. Las leyes básicas y fundamentales de la Física son:

Ley de expansión constante.- huelga analizar todo el universo y a todos y cada uno de los elementos que lo componen, las galaxias, sistemas planetarios, planetas, todos están en permanente y constante expansión, tal como lo hace un átomo o una molécula. De esta ley se derivan dos principios que siempre se van a cumplir:

Principio de Dinamicidad.- La propia expansión solo podemos apreciarla en los cambios que se van produciendo. Estos están motivados por la creación de nuevas unidades y la destrucción de las más viejas ya existentes.

La Multilateralidad interactiva.- Desde la decisión de algún Dios, o desde la explosión del Big Bang, por la expansión constante, se han creado distintas presiones, fuerzas, elementos de una y otra clase y condición, es decir, diferentes, Esto hace que haya muchas identidades distintas.

La Confrontación y competencia constante.- Al ser “Diferentes” y estar creadas y regidas por distintas fuerzas y presiones, la existencia de muy distintos sujetos derivará inexorablemente en la lucha por su existencia y expansión en función a la fuerza o interacción que las empuje.

La segunda Ley es la de la Identidad.- De ella se derivan los principios de Existencia, Estructura y, ante el fracaso en el conflicto de la vida, la posible destrucción de las identidades autónomas.

Debemos estudiar porqué unos elementos de la tabla periódica, unos grupos sociales o unos planetas, sobreviven y otros son destruidos. Porqué disponen de esa y no otra estructura. Cuándo son dependientes y adquieren su independencia, qué les destruye…

La tercera es la Ley de reacción.- De ella se derivan tres principios, el de libertad de toma de decisiones, el de responsabilidad o respuesta ajena y, sobre todo, el de dirección o principio de los acumuladores de dolor.

Al comenzar por estudiar esas Reglas-Leyes naturales comprobaremos que todos los individuos y los grupos que forman se rigen por esos principios y la previsión que hagamos siempre se cumplirá. Quizá lo primero que debamos hacer es analizar la historia y comprobar si algún GSO se comportó de otra forma. Nos preguntaremos si no estuvo, mientras pudo, en expansión constante, si no entró muy pronto en confrontación y competencia con todo su entorno. Si su propia existencia no la determinó circunstancias concretas. Si su estructura no fue el resultado de los conflictos del momento, y si lo que destruyó a todos y cada uno de esos GSO no fueron una serie de causas perfectamente analizables y, por ello, sometidas a parámetros.

Estudiemos… Estudiemos.

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elfarodelguadarrama.com