Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
27 de octubre de 2021, 21:15:01
Opinión


El estado del estado (115): La verdad (XXXX)

Por Carlos González

Tal como hemos comprobado, por indicación de nuestro guía, Yony, apreciamos que se cumplen perfectamente en la práctica las dos leyes anteriores en el ejemplo utilizado, ahora debemos comprobar si también se cumple con los EEUU del norte de América, esta importantísima ley de la Conducción y su guía impertérrito, el Dolor.


Ya desde su propio inicio, es claro que recuerdan en sus escritos, y así se lo trasmiten a todos los alumnos en las escuelas, que supone un gran placer la derrota de los Británicos y el alcance de su independencia. Lo hicieron tratando de vencer al terrible dolor y soportando los máximos sacrificios, pero su guía en busca del placer, la Libertad, les llevó a que pudiesen superarlos como Grupo Social Organizado.

¿No fue el Dolor de la sumisión al rey y al Imperio lo que los llevó a pasar por esos terribles lances? Si no sintiesen dolor en la dominación ajena no hubiesen iniciado ese camino. La conclusión es que lo que les llevó a nacer como estado independiente fue el dolor que sufrían al estar sometidos.

También comprobamos que, para el Imperio Británico, este tremendo dolor, la derrota, la muerte de sus hombres, la destrucción de sus bienes, la no futura recaudación de los necesitados tributos, es lo que quedó impreso en su Cultura particular. Aprendieron a tratar en el futuro a las colonias. Saber dónde debían apretar y dónde pactar. Ese Dolor les llevó al Conocimiento de que mejor dar una salida pactada a los fuertes deseos de independencia y no seguir luchando hasta la destrucción de uno u otro bando, y así encontramos, que aún a día de hoy, ¿Quién es el jefe del estado virtual de Australia y Canadá? La actual Emperadora Británica, Isabel II.

Pero comprobamos que el conocimiento de la vida nos dice que el actuar no es plano, es decir, no haciendo lo que a nosotros no nos gusta que nos hagan, sino, por el contrario, siempre hacemos a los demás lo que tanto odiamos que nos hagan a nosotros, pero ¿Dónde se mide? En el dolor que soportemos o que no podamos aguantar más. Prueba de ello es que esos EEUU que tanto lucharon por que no les exprimieran y explotaran -y lo tienen como uno de sus mayores logros- desde ese mismo momento se dedicaron a oprimir y explotar mucho más a los más débiles que lo que hicieron con ellos. Vemos que aunque ellos no eran esclavos del Rey ni de los nobles, ellos no abolieron la esclavitud de los negros hasta más de cien años después en las leyes y más de doscientos en la realidad.

Deseosos de su libertad, para ellos, se dedicaron a exterminar a todos los legítimos habitantes de esas tierras y los metieron en reservas, ni siquiera les dejaron ser como ellos, súbditos del imperio pero con propiedades y pagando impuestos. ¿Cómo doblegaron a los Indios? Aplicando el dolor, matándolos y reduciéndolos en reservas.

Mientras todo fue triunfo hubo placer. Las primeras derrotas sí que comenzaron a producir los primeros dolores. ¿Qué originó tanto interna como internacionalmente su derrota en Vietnam? ¿Cómo se enfocó, ya, lo de Corea?

Y, ahora, ¿qué se dice de Irak, y de Afganistán? Pues comprobamos que se dice y se escribe que los EEUU no están dispuestos a pasar otra vez por la imagen de Saigón de los helicópteros sacando a gente de la azotea de su embajada, por eso, no nos olvidemos, derrotados en la práctica, pactan con los talibanes su abandono del país. Y lo dejarán a su suerte con los dolores que ellos ya saben que originarán. ¿Cómo se reaccionó al dolor en septiembre del 2001? No les llevó aquel a invadir otros países mintiendo a la ONU y sufriendo ingentes pérdidas económicas, y más aún, inmensas bajas de sus hombres. ¿No ha triunfado Trump en las votaciones, ante el dolor de ver decaer la industria estadounidense y la pérdida de millones de puestos de trabajo? ¿No es el dolor que les proporciona el olor a decadencia lo que provoca ríos de tinta y múltiples opiniones en uno y otro sentido?.

Y el dolor mayor es su temor a perder la clara hegemonía mundial. Vemos como inicialmente reaccionaron como los viejos Británicos ante ellos mismos, fuerza y Guerra, por eso votaron a Trump, pero ahora comprendieron rápidamente que solo con aliados, y con una visión multilateral, tal como claramente sucedió en la I y en la II Guerra Mundial, pueden vencer a los feroces enemigos que se están presentando ya sin disimulo, Rusia y China, y por ello votaron claramente a Biden. Y este, asesorado por todos los principales estamentos del país le han dejado claro que solo con cooperación, con la alianza de Alemanes, Franceses y Británicos, así como con la mayoría de Hispano-América, Canadá y Australia, se puede salir claramente vencedor de este terrible conflicto que ya está presente.

¿Si no fuera por el Dolor acumulado en sus recuerdos, dejarían de ir de gallitos y buscarían aliados fuertes?

Analicémoslo.

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elfarodelguadarrama.com