Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
27 de octubre de 2021, 22:27:04
Opinión


El estado del estado (119): Conocimiento y verdad (XXXXIV)

Por Carlos González

Ahora, puede que haya llegado el momento en que comprendamos mejor las enseñanzas de Yony. Puede que hayamos cerrado el círculo, esa Verdad tan buscada puede que no sea otra cosa que… El Conocimiento.


Hemos disertado acerca de la verdad Doctrinal, aquella que propaga nuestra religión o Ideología, que puede que no sea más que propaganda y adoctrinamiento, aunque es cierto que cuanto más desarrollado sea ese conjunto de máximas, ritos y preceptos, más estará trufada esa religión o ideología de verdades inconscientes y costumbristas que provocan la pervivencia de esa cultura y de sus seguidores. También de la verdad subjetiva, aquella que cada persona o grupo sostiene y aplica, a veces de forma fanática. Pero hemos desembocado en la verdad objetiva, ¿Cuál es esa? –La del comportamiento de la naturaleza de la que formamos parte. La Verdad objetiva es el mejor conocimiento de nuestro entorno y de nuestra propia psicología al relacionarnos con él. Este conocimiento es objetivo, para todos, siempre va a estar y seguir ahí. El que lo conozca y cumpla seguirá sobreviviendo, el que lo quiera ignorar perecerá porque la naturaleza siempre será más fuerte y poderosa que nosotros. Y ella cumplirá sus leyes queramos nosotros o no. Porque, hagamos lo que hagamos, ya lo estamos haciendo bajo sus leyes.

La verdad que con tanto ahínco ha buscado la Humanidad en todos los períodos y lugares geográficos, y nosotros hemos tratado de esbozar en las páginas anteriores, puede que no sea otra cosa que el descifrado de las leyes con las que se mueve todo el mundo que habitamos. Como se dice ahora en informática, El Software que hace que el programa se desarrolle de esa manera y no de otra. Porque si lo que nosotros queremos es Sobrevivir, expandirnos y multiplicarnos, la aplicación de esa verdad, de esos conocimientos, puede que nos lleve a alcanzar nuestro objetivo.

La tan buscada Verdad no es otra cosa que el mejor conocimiento de nosotros mismos y de la naturaleza que nos ha formado, y esta consiste en alimentarnos mejor, cuidarnos mejor, estar lo más dispuestos a seguir luchando en la vida. Utilizar todos aquellos conocimientos de la realidad sociológica que nos lleve a mejor organizar nuestros grupos sociales, hacerlos más equilibrados para que triunfen mejor y expandirnos en los planetas que podamos para así mejorar las posibilidades de supervivencia de la Especie Humana frente a posibles cataclismos, incluso a nivel planetario. Claro está siempre y cuando que lo que busquemos sea el sobrevivir en las mejores condiciones posibles. Porque si lo que queremos es perecer y destruirnos, entonces debemos hacer todo lo contrario.

Hasta la actualidad, nuestros antepasados, con el mejor ánimo, han creído conveniente para alcanzar esa “Verdad” seguir una serie de Mitos y rituales Chamánicos, dotados de cierta brujería, que creían ellos les llevaría a ese paraíso tan soñado que les apartara del dolor de la vida y les llevase a praderas de abundancia y felicidad, donde el dolor y la muerte quedasen atrás. Nosotros ahora sabemos que todo eso eran Quimeras, que si queremos sobrevivir y alcanzar estadios mejores y superar lo más posible el dolor y la muerte debemos aplicar los mejores conocimientos posibles de la pasta de la que estamos hechos y buscar las mejores técnicas que nos lleven a conseguirlo mejor para todos.

Y, en el caso de los GSO, que es lo que estamos estudiando, es obvio que la Verdad es ese conjunto de conocimientos que nos lleven a mejor organizar ese GSO. ¿Con qué fin? –muy sencillo, única y exclusivamente con el fin de que dicho GSO Sobreviva y se propague mejor. Es claro que si alcanzamos un equilibrio en el que los ciudadanos se sientan respetados, defendidos y alimentados por su GSO, y que este le proporciona los mecanismos para poder desarrollar todo el potencial de su personalidad, con el mejor equilibrio posible entre las autoridades y personas que adoptan las decisiones colectivas y los gobernados que las sufren, ese conjunto funcionará bien.

Ya es una verdad contrastada que la vida no es Mágica, que si una persona se siente protegida y alimentada y con cierta justicia en sus relaciones sociales de todo tipo, esa persona y casi todas las que le rodean, no buscarán violencia ni revolución alguna. Esta surge cuando hay injusticias y opresión sobre los individuos, y estas provocan que carezcan de lo necesario.

Para organizar la vida de las personas, y los GSO que formamos, ya disponemos del conocimiento de saber que es algo material, realizable, alcanzable y está sometido, como no podía ser de otra forma, a leyes de la Madre Naturaleza. En el momento que dominamos esas técnicas, organizar un GSO es relativamente sencillo.

Claro está, para quien conoce esas técnicas, porque, tal como sucede hasta la actualidad que se quiere gobernar con los Mitos y dogmas ideológicos, para quien no las conoce, o no quiere aplicarlas, la vida social es un permanente… Kaos

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elfarodelguadarrama.com