Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
3 de diciembre de 2022, 16:28:50
Opinión


En defensa de Occidente (XXII)

Por Carlos González

Ya hemos dicho que la primera acción táctica inicial es… La Firmeza. En este caso consiste en aguantar su primer ataque con el balón con clara coordinación entre nuestra defensa y el centro del campo. Que ellos se estrellen contra ese muro y que descarten cualquier idea de provocar estampida o desbarajuste. Y más aún, que vean que no va a haber cualquier disensión interna en nuestras filas.


Ya lo han diseñado muy bien nuestros estrategas. He de reconocer que saben mucho de conflictos y son muy buenos en su trabajo. Lo que ya ha hecho Occidente es mostrar una buena disciplina y coordinación en la defensa -sea dicho de paso, creo que fue lo primero, junto con la férrea oposición Ucraniana, lo que más a sorprendido al entrenador Ruso, Putin, y a su equipo técnico-. Me refiero a la unida respuesta Occidental. A la contestación de la Unión Europea (UE) con una sola carta del Sr. Borrél, y la apuesta unánime de todo Occidente en las sanciones, la ayuda militar, y la acogida de refugiados, entre otras medidas.

Cualquiera que estudie cómo compiten los Rusos -y yo creo que todos los países Eslavos- es con un durísimo ataque inicial, si te despistas pueden meterte un par de goles iniciales (o varias canastas en baloncesto), que, a veces, hasta les vale para ganar ya el partido. Por eso la respuesta inicial nuestra, ya se ha hecho, ha sido mostrar mucha firmeza y una clara palabra… ¡no pasarán!

Prueba de todo lo anterior es que los dirigentes Rusos han estado hasta después de su entrada en Ucrania negando cualquier ataque, desmintiéndolos todos y hasta intentando ridiculizar a la inteligencia Occidental que lo había previsto. Aún a día de hoy no han declarado la guerra. Siguen diciendo que es una operación militar especial. Y su estrategia era en dos días tomar la capital de Ucrania, para que su gobierno -al que asesinarían después, siempre han hecho lo mismo- se rindiera, con ello caería en una semana todo el territorio de Ucrania.

El ejército ucraniano, con clara formación, apoyo, instructores e inteligencia Occidental, tanto de información sobre el terreno como de satélites, lo que ha hecho es parar de una manera clara ese “arreón” inicial de los Rusos. También es cierto que, con las armas facilitadas, e instruidos en ellas, por Occidente. De esa forma se le dijo claramente al equipo rival… ¡Vamos a intentar que no paséis! Puede que el partido quede en empate, pero vamos a procurar que no metáis ni un solo gol.

La segunda firmeza, tan importante como la primera, o yo diría, mucho más, es que Occidente ha dicho y realizado con firmes actos, que se oponía claramente a ese ataque, y que lo combatiría, progresivamente -como dijo el diablo del Exorcista, ¡A su tiempo!-. Pero que se mostró desde ya: Unión absoluta de todo Occidente, Actuación sin fisura alguna de la UE y, Búsqueda de los aliados que mantendrían esa firmeza. Primero con los actos de declaración de los aliados de Occidente de oposición clara a Rusia, esto se hizo en el Consejo de Seguridad de la ONU. Después, estos días, países que llevaban hasta 200 años neutrales, declararon que se unían a las fuerzas Occidentales para rechazar esa invasión. En este caso Finlandia y Suecia.

También el Secretario general de la ONU ha actuado, y lo ha hecho con Firmeza. Diciéndole al mundo Ruso, y a sus posibles aliados, que ese no es el camino de la convivencia y de la construcción de un mundo para todos. Que el uso de la fuerza militar para arrasar y después anexionar a un estado vecino se ha acabado. Que ya no se puede aceptar una visión cultural de ese tipo, y que menos aún, esa será la forma de actuar que lleve a un Liderazgo planetario que nos coordine a todos.

Quizá ese pudo ser el segundo error de nuestro oponente, que creía que ante su declaración de poderío militar saldríamos corriendo y pediríamos la paz cuanto antes, y suplicaríamos con gestos que no nos metiese más goles, ¡por favor!, ¡Parad! Pero se han sorprendido de que no ha sido así. Lo que ha sucedido es que Occidente les ha dicho simplemente, ¡No! Y ahora a jugar, vamos a comprobar, sin miedo alguno por nuestra parte, que podemos meter más goles que vosotros. Esto se ha dado no mostrando temor ante el posible corte de energía por parte de Gazprom, y menos aún a que amenazase con sus armas nucleares. Occidente simplemente actuaba con prudencia, porque nadie más que nosotros sabemos que, ¡Las armas las carga el Diablo!, pero de ahí ha no enfrentarlos con valor, hay un abismo.

Pero más aún, como símbolo de clara “Firmeza”, lo que hemos hecho es enviar armas modernas para que las usen en combate los Ucranianos, y nos demuestren a todos, de su eficacia y su resultado en combate directo. No hemos mostrado temor a ayudar a los que de verdad son nuestros aliados, y a los que queremos que formen con nosotros un mundo de paz, comercio, leyes justas para todos, y una convivencia como lo que de verdad somos, Seres Humanos. Porque este conflicto planteado por Putin y los suyos -yo soy de los que sostengo que no es un problema de Putin, sino de la gran parte de la inteligencia rusa y sus ideales como sociedad- es, como ya ha sido demostrado, entre su brutalidad y el uso solo de la Violencia, y el nuestro, cargado de Solidaridad humana y Convivencia con estados de derecho.

Debemos mantenernos firmes e imperturbables sean cuales sean las consecuencias, y sin temor alguno a los terribles efectos nocivos de la confrontación. Simplemente, Rusia, en este caso, no tiene razón alguna.

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.elfarodelguadarrama.com