Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
3 de diciembre de 2022, 16:09:59
Opinión


En defensa de Occidente (XXIII)

Por Carlos González

La segunda acción táctica imprescindible es, La Unión de fuerzas. Algo importantísimo que ha de hacer Occidente -perdón, que ya está haciendo- es unir al máximo de naciones y estados de nuestra parte, para que seamos muchos más, más fuertes, y convencidos de nuestras razones y nuestra posición. Y que esa unión sea lo más coordinada posible.


Nosotros defendemos que sea por deseo propio. Por convencimiento. Igual que varias familias, ante el ataque de un grupo de saqueadores deciden de “Motu Propio” unirse y actuar como un conjunto cerrado y bien organizado. No sucede como con Rusia, que obliga a sus aliados a seguirla incluso ante actos de agresión sin razón alguna. No, nosotros aceptamos a los que de forma voluntaria y plenamente consentida deciden unirse a nosotros, y mediante reglas de derecho tomar decisiones que creemos son las correctas y nos benefician a todos.

Muchas veces, en discusiones sobre sistemas de organización internacional, juegos de alianzas y grupos civilizatorios, surgen los que defienden a este o aquel grupo. Estos días, incluso en grandes intelectuales occidentales se dan posicionamientos a favor de Rusia, y se oye que, si esta tiene algo de razón, o que es muy “Fuerte” y “Poderosa”, y puede ganar. ¿A que tanta discusión y posicionamientos? cuando la regla para defender uno u otro sistema y las mejores razones de uno o de otro se resuelven fácilmente con una simple pregunta: ¿Por qué Ucrania, o en su día las tres repúblicas bálticas, y muchos otros estados deciden separarse de Rusia, o los Uigures de China, o la propia Taiwán, y sin embargo, Macedonia del norte, Moldavia, o la propia Ucrania, solicitan -Y desean fervientemente- someterse al derecho de la UE o de la OTAN y quieren “No ser libres” y prefieren asociarse a los demás?. La respuesta es simple, está en… La Voluntariedad. El convencimiento. La defensa de los intereses propios y comunes a la vez.

Perdón por la segunda pregunta, porque todo quedó aclarado con la primera, pero, ¿Si Rusia es tan buena, fuerte y poderosa, por qué no deja que esas naciones elijan y que decidan voluntariamente? Se unirán de agrado a ella, ¿no? Ah, no, ¿que esto no se lo cree nadie? Pues entonces…

Ya hemos expresado que nosotros ya no seguimos “Mitos”, nos guiamos única y exclusivamente por conocimientos. Estos nos enseñan que en todos los conflictos surge inmediatamente la “Alineación” con uno u otro bando. O la declaración neutral, dirán algunos. Ahora ya queda demostrada la Globalización como un hecho cierto por mucho que algunos la relativicen o la nieguen. Ya es un dato real que ahora no va haber “Neutrales”. O los bancos Suizos, fortísimos siempre y aparentemente neutrales hasta ahora, deciden si aplican las sanciones occidentales, o deciden no hacerlo. Incluso la poderosa China y sus grandes corporaciones empresariales, han de decidir si siguen a Occidente y cumplen con la alianza, o la incumplen y apoyan a Rusia. Ya no podrán comerciar mañana con Occidente alegando que fueron, o que son, “Neutrales”. Ya no. En esta situación los hechos nos demuestran claramente que: O estas conmigo o estás contra mi. Ya no hay terceras o cuartas opciones.

Occidente ya lo está haciendo, ha de unir al máximo de estados, naciones, civilizaciones y culturas menores dentro de su grupo. Con claras reglas de derecho para todos. Con la ONU y los demás organismos internacionales de nuestra parte. Y que ese bando sea transparente. Regido por leyes que nos demos entre todos, y con el máximo respeto a la posición de los miembros.

Basta ver como Suecia, doscientos años neutral, ha decidido por abrumadora mayoría de su población y de toda su clase política unirse claramente a Occidente y jugar fortísimo a favor de nuestro bando. Pronto se darán otros grandes pasos para profundos cambios. Ahora ya, Cuba, Venezuela, Brasil y Argentina y México han de decantarse con absoluta claridad, o sus economías juegan del lado de Occidente…O sufrirán unas terribles consecuencias. El juego de la “Ambigüedad” se ha terminado. Perdón por la expresión, pero, a partir de ahora… O Moros… O Cristianos.

No cabe duda alguna que Rusia no debió salirse nunca del concierto de las naciones. ¿Quién le va a permitir, tras esa invasión despiadada, incluso contra los que declara sus hermanos, que siga ostentando derecho de “Veto” en el Consejo de seguridad de la ONU? Mañana podría vetar que no se discutiese si China bombardea Vietnam o Malasia. Las reglas de Derecho caerían por su propio peso. ¿Si la ONU no puede discutir lo que está bien o mal y aplicar sanciones, entonces que reglas de derecho son esas, diríamos todos?

Por ello ha sido Rusia la que obligó a la creación de “Bandos”, no nosotros. Ahora todos han de elegir, o con Rusia o con Occidente. Nosotros debemos convencer a la gran mayoría que han de estar con las reglas de Derecho y no con la Fuerza bruta. Esta es del pasado.

Occidente ha de procurar al máximo la Unión de fuerzas de nuestra parte. Asociarnos con reglas de Derecho. Y presentarnos entre todos como los creadores para el futuro de toda la Humanidad de una sociedad regida por Leyes y no por… Bombas Atómicas.

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.elfarodelguadarrama.com