Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
3 de diciembre de 2022, 16:13:15
Opinión


En defensa de Occidente (XXXI)


Hemos analizado del contrario sus grandes bondades y lo mejor de su defensa y delantera. Ahora corresponde que plasmemos con mucha precisión en qué podemos ser nosotros mejores y cuáles serán nuestras líneas de ataque. En ello no podemos fallar.


Nuestra gran baza, y que debemos explotar, es: La experiencia, y nuestra concepción del juego, creativo y disciplinado a la vez. ¡Ahhh! y no olvidemos que la mayoría de la afición está con nosotros.

Hablo de experiencia porque nosotros, Occidente, ya hemos acabado con las ansias hegemónicas mundiales de un tal Napoleón en nombre de la revolución Francesa y su “Grandeur”, y hemos derrotado, en su día, su ánimo de imponer la misma.

También la experiencia de acabar, primero con un tal Hitler y su deseo de construir al nivel planetario la “Raza” perfecta, y el querer someter a todos los demás humanos a su superioridad “Cultural Germana”. Y, segundo, no olvidemos a su oponente inicial y aparentemente -entonces- aliado nuestro, pero al que luego fue imprescindible pararle los pies: A un tal Stalin y su ánimo de dominar el planeta tierra en nombre del “Pueblo”. Debemos citar de nuevo al Japón Imperial y sus deseos de dominar el Pacífico y con él, a todos los pueblos limítrofes incluido al Norte-Americano. Todo esto ya es bien sabido.

Contra todos se debió luchar, se sufrió mucho, pero al final tuvieron que integrarse con los demás y hoy son unos formidables e inquebrantables aliados. Nadie les somete, ellos forman parte, junto con nosotros, de Occidente, porque saben que la mejor forma que existe de convivir es a través de reglas de derecho y con participación democrática y multilateral.

Tenemos la enorme ventaja que China no han pasado por todo eso. Al contrario, su experiencia es que intentaron competir con Japón en 1.894 y fracasaron estrepitosamente. Ya antes, en 1.839, y 1.856 se enfrentaron al imperio Británico y Francés en las guerras del opio y mordieron el polvo. Y en 1.940 fueron arrasados por Japón y tuvo que acudir EEUU y Rusia a salvarles del Imperio del Sol Naciente. Por si mismos solo supieron sucumbir y sufrir. Hasta ahora han sido incapaces de vencer en ninguna contienda armada exterior.

Y decía que sabemos combinar una dosis de creatividad con gran disciplina, porque nuestro orden es producto de los enormes conocimientos acumulados por la Hélade, Roma, o los distintos imperios mundiales del pasado y sus problemas de éxitos y fracasos, hablo de Españoles y Portugueses primero, y de Británicos, Holandeses y Franceses después.

Sabemos por experiencia cómo se conquistan grandes territorios, cómo se organizan, gobiernan y mantienen, y, también, cómo se pierden irremediablemente. Aunque el Imperio Británico ha sido el mejor y ha sabido crear acuerdos posteriores a la descolonización y continuar lazos muy importantes en su vieja comunidad. La reina británica sigue siendo, querido por estos dos países, la jefa del estado simbólica, de Canadá y de Australia.

Y tenemos la creatividad de que concedemos a nuestros jugadores y a las distintas líneas del equipo, que puedan improvisar y crear durante el partido, porque no importan los dogmas, lo que importa es… Ganar.

Qué la afición está con nosotros, ¿porqué? Porque en el fondo saben los que nos están viendo, que nosotros representamos el mundo libre. El de la creatividad y libertad Humana, y ellos, en este caso China, como ayer Rusia, solo predican y aplican la opresión. La dominación con sus dogmas y el sometimiento de todos los demás a su discurso, y a sus…intereses. Ellos, lo pinten como lo pinten, sobre ofrecen… Dictadura.

La prueba más importante es que China no ha permitido a Hong Kong que siga siendo autónomo y que se una a China de buen grado. No, los ha aplastado y sometido y nadie puede expresar idea alguna que no sea la de sumisión expresa y absoluta a Pekín. Tampoco solicitan de Taiwán que se alíe de buen grado, solo piden sumisión a su soberanía. No saben crear Multilateralidad. No saben, porque no se lo enseñó el Imperio Romano. No conocen regirse por tratados, por leyes y por integración voluntaria y libre de las partes en una comunidad cultural mayor.

Nosotros hemos de atacar sin cesar a sus débiles líneas de defensa con los “Derechos Humanos”, con los tratados internacionales equilibrados, con el derecho internacional y la participación efectiva de todos los países respetando su soberanía. La ONU ha de estar totalmente de nuestra parte siempre. Eso les va a doler mucho. Les causará mucho daño y no podrán contrarrestarlo, porque frente a eso, solo tienen las “Bondades” de su “Gran Partido Comunista Chino”. Y esa línea de defensa se caerá por si sola.

Su línea de actuación internacional solo puede pasar por negociar con las élites locales, comprar a estas con grandes privilegios, y que sean estas mismas élites las que dominen y presenten atados a todos sus siervos de la gleba. Lo que desconocen esas élites es que cuando se consume la dominación China las reemplazará por otras de su mismo país, raza o lengua, y la que dominará absolutamente, porque lo hará con la economía, será Pekín.

Por nuestra parte hemos de presionar más intensamente, y con más claridad y explicación pública, tal como lo hacemos con Rusia ahora: Con respeto a los demás países, con tratados internacionales basados en el derecho, con la carta de Naciones Unidas, esta u otra modificada, pero pactada por todos, algo que nuestros oponentes no saben hacer. De esa forma más países querrán ser aliados nuestros y no súbditos suyos. Por mucho oro que les prometan de momento. Nosotros ya sabemos aquello de que… Roma no paga a traidores.

Hemos de comenzar ya, esta noche ya es tarde. Con nuestra presión cultural, Debemos atacar, y atacar y después… atacar.

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2022   |  www.elfarodelguadarrama.com