Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
20 de mayo de 2024, 10:51:07
Opinión


Un español en Alemania: Mochilas para migrantes

Por Jose Mateos Mariscal

Para continuar mi serial en tiempos difíciles en Alemania con la crisis de la pandemia y en medio de una gran inflación, "Un español en Alemania" este año nuevamente empezamos a escribir y lanzamos una campaña denominada "Mochilas para migrantes".


Se trata de un proyecto solidario que invita a las y los ciudadanos europeos a ayudar para que los sueños de migrantes españoles en Alemania se hagan realidad, la cual continúa vigente durante todo el año para alcanzar al mayor número de mochilas ficticias con los ingredientes necesarios para continuar la travesía hacia un futuro mejor, el proyecto consiste en regalar una mochila ficticia con los siguientes ingredientes principales: Sueños y solidaridad.

Vamos ligeros de equipaje, solo con el peso de nuestros sueños y la esperanza de un mejor futuro para nosotros y nuestra familias. Lo dejamos todo, y en la mochila solo llevamos lo que consideramos básico para sobrevivir a la difícil aventura de la emigración que iniciamos en nuestro país de origen y finalizará hasta donde la suerte lo permita. Ropa, medicamentos, celulares, gorras, lazos, cargador y ungüentos para dolores musculares, nuestras esperanzas de un futuro mejor, sueños, lágrimas, solidaridad, hambre y mucho miedo y con la que está cayendo no se nos olvide la picaresca y agudeza, nuestro producto nacional, la organización familiar, cada miembro de la familia es un eslabón de la cadena de supervivencia, esencial para un futuro mejor, somos parte de las cosas que cargamos nosotros los migrantes españoles en Alemania, que escapamos de la pobreza, el desempleo y la corrupción de nuestro país de origen.

El recorrido no es fácil y cada uno lo transita a su propio ritmo. Para los jóvenes, el camino se hace más ligero, mientras que para los mayores y quienes llevamos a nuestros hijos cada tramo es un reto aún más difícil. Desde “Un español en Alemania” les recordamos que con nuestras mochilas cargadas de esperanza en un futuro mejor, saldremos adelante, vendiendo preservativos al sector profesional, con muchas esperanzas de un futuro mejor y conseguir el sueño europeo.

Alemania y su bienestar

Alemania, un país alabado por su Estado del bienestar que supuestamente redistribuye la riqueza, ha sido sin embargo el país de la UE donde la desigualdad ha crecido más rápidamente en los últimos cinco años. Globalmente, es el decimoquinto país más desigual del mundo (con diferencias de riqueza), por detrás de Estados Unidos, Filipinas y Nigeria.

El último informe de la Agencia Europea de Estadística confirma la brecha cada vez mayor entre los ingresos de los más ricos y los más pobres.

Veinticinco personas tenían más de 150 millones de euros en el año 2001; hoy son 542. Esto supone multiplicar por 20 lo que en el país se conoce como "multimillonarios". Incluso se calcula que catorce nuevos multimillonarios se unen al club cada mes en Alemania.

Y según la Agencia de Estadística, en 2021 el 10% más rico aumentó sus ingresos un 16%, frente a menos del 4% para el resto de la población. Un récord.

Varios factores explican este fenómeno de aceleración y acumulación de la riqueza en Alemania. En primer lugar, los sucesivos gobiernos, socialdemócratas o conservadores, han favorecido la propiedad, desde que suprimieron los impuestos sobre el patrimonio, las herencias y las donaciones en los años noventa. Luego, en la década de 2000, redujeron drásticamente los impuestos sobre la propiedad, pero también sobre las plusvalías obtenidas en bolsa.

Al mismo tiempo, una burbuja inmobiliaria ha hecho que en los últimos veinte años el precio de la vivienda por metro cuadrado no haya dejado de subir, y en Berlín es especialmente disparatado. Este fenómeno ha dado lugar a las “carreras inmobiliarias”, como dicen en Alemania. Aquí, las personas que poseían una propiedad y la vendieron para comprar otras y revenderlas de nuevo están obteniendo plusvalías que se han acercado al 60% del valor original en algunos lugares, y esto en sólo tres años. Como resultado, el capital ha ganado mucho más que el trabajo.

Los más endeudados de Europa

A esto hay que añadir tipos de interés cero o incluso negativos, que fue una política del Banco Central Alemán incluso cuando la economía crecía, lo que no es habitual. E inevitablemente, esto empujó a la gente a endeudarse para aprovechar este auge, ya que era la forma más rápida de enriquecerse.

Tanto es así que hoy los alemanes se cuentan entre las personas más endeudadas de Europa y la mayoría de ellos han suscrito préstamos a tipo variable. Así que hoy, muchos están preocupados porque no sólo el mercado inmobiliario está en franca caída (-10% en un año), sino que los tipos han vuelto a subir y algunas personas se encuentran pagando mensualidades tres veces superiores a las de hace unos meses. Así que es el fin de una era y es la comidilla en las conversaciones. Pero pase lo que pase, los que se subieron a la ola se han enriquecido enormemente y los superricos seguirán siéndolo.

La tasa de pobreza se duplica

Y mientras otros se enriquecen, en los últimos 20 años la tasa de pobreza se ha duplicado. Ha pasado del 8% al 16%, porque quienes carecen de capital para poner en marcha un negocio o de un empleo lo suficientemente bueno como para solicitar un préstamo no sólo no han ganado dinero, sino que lo han perdido, ya que los alquileres se han disparado y los aumentos salariales no han seguido el mismo ritmo.

Según la Agencia de Estadística Europea, la pobreza en Alemania es, por tanto, siete veces más común entre los nacidos en el extranjero que entre los nacidos en Alemania; esta diferencia entre autóctonos e inmigrantes es la peor de Europa.

Y podemos ver cómo está vinculado al acceso a la vivienda, ya que, sin patrimonio inicial, con muy pocos ahorros, sólo trabajos esporádicos, es imposible para un inmigrante comprar una propiedad, obtener un préstamo o incluso vivir en otro lugar que no sea una vivienda social, lejos del centro de la ciudad.

Comprar un auto nuevo en Alemania

El último “lujo” que solo podrán darse los ricos en Alemania, Mientras los fabricantes facturan como nunca con la venta de menos automóviles, pero a precios mucho más altos, la típica familia de clase media en Alemania está cada día más lejos de uno los pilares del sueño Europeo: un reluciente auto nuevo.

“La idea de un auto nuevo en la entrada de cada casa en Alemania ya no es el mundo en el que vivimos”, lamentó en declaraciones a un economista Herr Schmitt de VW Volkswagen Automotive. El pago mensual promedio de un automóvil nuevo se disparó en Alemania a un récord de 777 € por mes, casi el doble desde finales de 2019, según datos de VW Volkswagen financiación Bank y valoración de vehículos.

Un gasto así representa casi una sexta parte del ingreso medio de los hogares después de impuestos. Y si tenemos en cuenta las altas tasas de interés que van en aumento, tener un auto nuevo, así como ser propietario de una vivienda y acceder a la educación universitaria, se está convirtiendo en un lujo que solo pueden darse los ricos en Alemania. En la última década, el pago promedio de un automóvil nuevo financiado en Alemania subió a aproximadamente 400€ por mes a 777 € por mes.

En Un español en Alemania ayudamos a empresas españolas a exportar su productos. Aceptamos propuestas para donaciones para seguir ayudando a emigrantes.

Puede Donar en PayPal-Konto:
leandromateoshernandez@gmail.com

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2024   |  www.elfarodelguadarrama.com