Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
23 de junio de 2024, 12:23:43
Opinión


La famiglia, prima la famiglia

Por Jorge Molina Sanz

La política actual siempre da motivos para hacer, no sólo una película, sino una saga entera.


Hoy nuestros amigos se han sentado alrededor de una mesa para disfrutar de un buen almuerzo. Con los «antipasti», el marino comenta:

—Nos acercamos a las elecciones, el gallinero político está revoltoso, las estrategias preelectorales están en todo su apogeo, aunque también se percibe que los nervios empiezan a aflorar. Nuestros políticos, lejos de dedicarse a gestionar con sosiego y para todos, se dedican a los fuegos artificiales y a introducir su propaganda y premisas emocionales, aunque éstas no coincidan con la realidad «garbancera» de los ciudadanos cuando pasan por la caja del supermercado, pagan la hipoteca o tienen que llenar el depósito de combustible del cuidado, pero viejo utilitario.

Hasta ahí, más de lo mismo, aunque, de repente, estalla un escándalo de corrupción que tiene, a pesar del intento de crear un cordón de seguridad y un control de daños colaterales, todas las premisas para acabar con unos resultados inesperados, porque los antecedentes se ajustan milimétricamente a casos del pasado.

Este nuevo caso «Mediador», tiene todas las trazas de que se vayan destapando informaciones más propias de otras latitudes. Todavía no se sabe si se asimilará a «Cosa Nostra» por aquello de la insularidad o por las ramificaciones acabe siendo la «Camorra» de la zona de Campania o a la «Ndrangheta» propia de Calabria o como la mafia de Apulia, la «Sacra Corona Unita».

Interviene la joven profesora:

—Estas especulando, aunque todo apunta a que van a haber derivaciones. De momento, tal como ha manifestado el insigne «ingeniero industrial» Patxi López: «una cosa es ir a una cena y otra es corromperse» y tiene razón, es más, lo que no ha contado es que estos parlamentarios estaban comprobando en primera persona lo que su presidente Pedro Sánchez viene denunciando sobre los «cenáculos de Madrid», eso sí, según parece, durante la pandemia.

En principio, el portavoz del PSOE en el Congreso, con comparecencias ante los medios de comunicación algo desafortunadas, incide en que la actuación de su partido ha sido rauda y rotunda. Lo que no ha dicho —porque a estas alturas lo saben—, a quienes más puede afectar.

Aunque se acabará sabiendo, se impone la frase de Michel Corleone en la película El Padrino cuando dice: «No hagas nada. Mantén la boca cerrada, y los ojos abiertos». Una recomendación que hemos visto en otros casos de corrupción en nuestra geografía. «L’Omertá» se impone.

El marino mete baza:

—Esperemos que esto no acabe en una saga, como el caso de los «ERE de Andalucía», un montón de años, palos en las ruedas para dilatar, ocultar hechos y para no cumplir las penas.

Es verdad lo que ha dicho Patxi López, cenar no es corromperse. Lo que olvida es que, por un lado, la credibilidad y el prestigio de la clase política está por los suelos, y por otro, que hace tiempo que se ha quebrado un principio democrático, como es la presunción de inocencia. Claro que, cuando se utiliza con el adversario es lo normal.

Siguiendo con la película, es posible que los camareros de Ramsés, un restaurante elegante, con un salón y terraza diseñados por Philippe Starck, ahora entiendan cuando uno de los comensales pudiera haber dicho algo así como: «No hablamos de negocios a la mesa», similar a lo que dijo Sonny Corleone en la película.

En este folletín, todo apunta a que Tito Berni sería el «capo regime», nos queda por descubrir —el tiempo lo dirá— quien es el «capo de tutti capi», aunque puede ocurrir, como en su día, también gobernando el PSOE, quiera el «señor X».

Hay veces que la realidad puede superar la ficción

Prosigue la joven profesora:

—Puede que, al final, la artillería mediática y la propaganda minimice los «daños colaterales» como ha ocurrido con otros muchos casos de corrupción y todos tienen una cierta similitud que, casualmente, se produce con el acceso al poder de determinadas formaciones que creen tener bula. Corrupciones grupales, algo cutres, en las que unos y otros se protegen y siempre está la justificación de un «bien común».

Sin remontarse a la etapa del PSOE de Felipe González, tenemos, como muestra, el caso ERE andaluz, ya manido o el caso Astapa en Estepona, cuyo juicio después de 15 años de espera arranca con 50 acusados, entre los que está el ex alcalde de Estepona Antonio Barrientos (PSOE) y 284 testigos.

En los últimos día nos ha dejado helados con una práctica mafiosa y secuestro incluido, como lo que apunta a ser el caso Maracena o todo lo que se está intentando ocultar en la Comunidad Valenciana, el llamado caso Azud, en la que está implicado Ximo Puig y su familia. Una vez más, la corrupción «coral». No nos podemos olvidar de lo de «La famiglia, prima la famiglia».

Mientras puede que, algunos, sigan asando vacas.

Podríamos hacer un repaso de la trayectoria de todos los gobiernos socialistas y aunque toda la propaganda del PSOE intenta presentarse como el adalid anticorrupción, sus hechos y trayectoria dicen lo contrario.

El marino remata:

—Al final, como en El Padrino, por mi provecta edad, podría rememorar aquella frase de Michael Corleone: «Cada vez que me enfermo me hago más sabio, cuando muera seré un genio», aunque mientras viva quieren que parezca tonto.

Estallan las risas, se levantan y como están en un restaurante italiano, escrutan a su alrededor como hemos visto en las películas de mafiosos, y ya tranquilos, salen a pasear por el puerto.

[email protected]

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2024   |  www.elfarodelguadarrama.com