Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
20 de junio de 2024, 0:27:04
Opinión


Ceuta mía que estás en la agonía

Por Bloggers Hermanos D’Lápiz

Días atrás vi con mi hermano un comentario en un medio donde un ceutí recriminaba el uso de las palabras municipalidad, concejal o ayuntamiento, posiblemente obvió que las elecciones para Ceuta a su vez son municipales y autonómicas, aunque esta palabra a sus gobernantes les viene grande, cuando no tienen competencia ni en Educación ni Sanidad y más, estos, querer escurrir el bulto en Menores.


Un pueblo es, un pueblo es…, eso es Ceuta, un pueblo, como otro ayuntamiento de España que depende de su autonomía, ¡perdón!, comunidad autónoma, lo mismo que dependemos aquí de las ayudas de Madrid y de esa transferencia que tanto recordó el cansino del alcalde al Ejecutivo central, u otras europeas como los Fondos Regionales FEDER.

Vergüenza me dio este verano cuando viajábamos por la España profunda no subvencionada, en un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme, que me indicaran justamente a mí, que el resto del país nos está manteniendo con sus impuestos. Y que en cierta manera desde el norte de África estamos expoliando las arcas del Estado al no contribuir con nada y sólo recibir, como si fuésemos un agujero negro que absorbe los euros de los impuestos de las rentas del resto de los españoles. ¿Qué ciudad española tiene un presupuesto de más de 400 millones de euros y no aporta riqueza (económica) alguna al país? Si por no querer, ni nos querría Andalucía –la más allegada- que seamos su novena provincia, lo que nos convierte a la par que Melilla, en huérfanos del Estado y a Ceuta en nuestro orfanato. ¡Al final mis alegatos de defensa caían en saco roto!, ya que eran como intentar defender a Rubiales, hasta en el fondo me sentí avergonzada, porque no soy una barriga agradecida.

Alguien me puede decir qué produce esta ciudad, la cual ya la han abandonado cinco mil residentes. Cómo le llamamos a Vivas, alcalde, edil, llorona o presidente. Presidente de qué, de la olla chica, pues en la grande son doce mil funcionarios, mejor dicho, familias a una media de tres. Si le aplicamos la misma fórmula a los funcionarios municipales (olla chica), hemos superado la mitad de la población, a la que aún quedan por incluir los pensionistas, en este caso familias de dos. También hay dos mil pensionistas no contributivos, que se las apañan con quinientos euros. Pues bien, ¡ah se me olvidaba el otro mundo: los sindicatos!, ya por ultimo solo nos quedan por contabilizar los afiliados al INSS, parados y los que por desgracia tienen que vivir de los Servicios Sociales.

Aquí, hasta repartimos subvenciones lúdicas disfrazadas de convenio para que algunos se diviertan y maten su tiempo libre. También las hay que palian a donde no puede llegar el Gobierno local ni la Sanidad en este pueblo. Son asociaciones que quitan pecho, - con dadivas irrisorias de la municipalidad- para luchar por un bien social y el bienestar del usuario. Otras, que algunos califican de chiringuitos, también desarrollan un papel muy importante para los más desfavorecidos y olvidados de un Ejecutivo que presume de autónomo.

La juventud, -divino tesoro, nuestro futuro- la solución que tiene es estudiar una carrera, hacerse con el B1 –el de conducir también- y picar billete fuera, en cualquier parte de España donde no eres forastero salvo Cataluña, o incluida esta la solución pasa por irte al extranjero. A esto se llama fuga de cerebros. Total, emigrar es hacer un poco más de kilómetros una vez que subes tus sueños e ilusiones a un medio de transporte.

La corta distancia que nos separa de la península, da pie a los residentes que puedan comprar fuera lo hagan, adquiriendo productos que aquí no hay, con la ventaja de recuperar el IVA a cambio de un IPSI que le viene caído del cielo a las arcas municipales, así poco a poco vamos observando por la calle un cementerio de comercios cerrados. Las gallinas que entran por las que salen, pero ya se terminó el comercio atípico y la caja del IPSI quedo resentida.

Vivas está empeñado en vivir del juego, de los cruceristas o turistas y en seguir convirtiendo a esta ciudad en la más comunista del planeta, donde todo está subvencionado por el Estado y repartiéndolo como le da la gana entre amiguetes y compañeros de felonías. ¿Quién gana con el juego online en Ceuta más allá de dos testaferros y quiénes alquilan los locales? Otra parte de culpa también la tiene la Autoridad Portuaria, que pudo albergar infraestructuras marítimas abiertas, como en su día el tráfico de contenedores y no vivir solamente de la gabarra, la tienda y de varios atraques.

En fin, otros solo saben hablar de crear nichos de trabajo, y los únicos que veo son los que se han creado en santa Catalina, ¡menuda situación!, no la levantan ni los políticos a los cuales corresponde, y eso que algunos tuvieron y tienen más de veinte años para hacerlo, con el voto de muchos que mañana dirán adiós a Ceuta, pero lo que claro está que, ‘donde no hay mata no hay patata’, pero si eres avispado y tienes amigachos siempre te quedará TRACE.

Nos ha dolido mucho redactar este artículo, donde muchos lectores no verán reflejada la realidad en él, ¡otros sí!, pero de lo que estamos orgullosos es de nuestro pueblo y llevarlo por bandera. Finalizamos esta opinión personal, -tan respetable como otras- con la cabeza muy alta, porque los hermanos Lápiz, dejamos que nuestra jubilación se quede en Ceuta. Con este artículo abrimos un abanico de reflexión, a ver si llega un nuevo mesías y vuelca la situación. PD: Abstenerse profetas que ya tenemos y hemos tenido muchos en las anteriores elecciones.

Bloggers Hermanos D’Lápiz Alma y Soul

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2024   |  www.elfarodelguadarrama.com