Diario digital de la Sierra Noroeste de Madrid
21 de junio de 2024, 15:46:57
Opinión


Las derechas siguen cruzando líneas rojas

Por José Luis Úriz Iglesias

Vivimos un momento especialmente negro en la política actual de nuestro país. Las derechas extremas siguen cruzando líneas rojas sin ningún pudor.


Ruido, griterío, improperios, mala educación, predominan en el panorama político actual, especialmente proveniente del lado de los echados al monte PP y VOX.

El último de los lanzados, en este caso por el máximo dirigente de VOX, Santiago Abascal, ha salido de su boca en su reciente visita a Argentina para asistir a la toma de posesión de otro extremista de su camada, Javier Milei.

Allí, cerca del máximo dirigente de Hungría, Viktor Orbán, dijo: “habrá un momento dado en el que el pueblo español querrá colgar de los pies a Pedro Sánchez”.

Debemos tener en cuenta y recordar que eso lo dice quién en estos momentos podría haber sido el vicepresidente de Feijóo si la intuición y la inteligencia del pueblo español no lo hubiera impedido en las urnas el pasado 23-J.

Ese con el que el PP de Feijóo gobierna en coalición en cinco comunidades autónomas y más de 120 ayuntamientos de pueblos y grandes ciudades. En muchos de ellos arrebatándoselo al PSOE que fue la lista más votada.

Pero esta barbaridad, que nos llevaba a recordar los cuerpos de Mussolini y su amante colgados en la Plaza de Loreto de Milán, no ha sido la primera ni será la última que desde las derechas lancen a Sánchez, al PSOE y al actual gobierno de coalición.

Durante estos meses transcurridos desde el para ellos nefasto 23-J, han asegurado que España ya no es una democracia, que es una dictadura y Sánchez un dictador, que la ley de amnistía que comienza su andadura en el momento de escribir estas líneas es ilegal y anti constitucional, han insultado, gritado, desde sus escaños y también en la calle, han acosado las sedes socialistas, comenzando por la de la calle Ferraz de Madrid.

Me gustaría contestarles empezando por mi propia experiencia. Viví la dictadura, la viví en propias carnes y conozco la diferencia que existe con la democracia que con las imperfecciones que pueda tener disfrutamos en estos instantes.

En la otra no ya por actuar como lo hacen ellos, que incluso los habría llevado al fusilamiento, sino simplemente por pensar diferente, fui detenido, interrogado y torturado por un personaje como “Billy el niño”. Sólo por pensar diferente repito. Que tomen nota estos energúmenos actuales.

Por eso apena y preocupa no ya la deriva extremista de VOX, que eso ya va en su ADN, sino que haya contagiado de la misma a un partido como el PP, que aun siendo de derechas debiera tener la sensatez y la seriedad suficiente para ser también de estado. Una verdadera pena.

Igualmente convendría aclararles que los ladridos que lanzan a la ley de amnistía no tienen demasiado sentido. España hay que repetirlo mil veces, es un país con pedigrí democrático y por eso esa ley pasará su trámite parlamentario estipulado y será aprobada por la mayoría del Congreso.

Incluso si el PP no estuviera conforme con ello tiene la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional, que será quien en última instancia dictamine si es o no legal.

Pero aún en caso de perderlo podrían recurrir a Europa, que por cierto hasta ahora les ha ido dando la espalda cada vez que han acudido a su amparo.

Esa ley de amnistía tendrá que pasar por todos los filtros habidos y por haber y al final quedará para la historia como una norma democrática y necesaria para la convivencia entre España y Catalunya.

Debemos ser conscientes de que el griterío va a continuar a pesar de todo, que los ladridos se escucharán a lo largo y ancho de nuestro país, pero a pesar de todo cabalgaremos, continuaremos el camino hacia una España más libre, más justa, más plural de la mano del actual gobierno de coalición con el apoyo de sus socios periféricos.

A pesar de los ladridos se acordará con los agentes sociales el nuevo salario mínimo SM, se subirán las pensiones con revisión adaptada al IPC, se revisará la denominada “Ley mordaza”. El gobierno progresista se irá consolidando y probablemente esta legislatura además de las leyes sociales impulsará elementos que vayan eliminando las tensiones “centro-periferia” heredadas de nuestra Transición.

Quizás explorando nuevos caminos que conduzcan a solucionar viejos problemas con nuevas soluciones, como utilizando el artículo 92 de nuestra Constitución.

Resulta gratamente sorprendente que incluso desde Junts se haga referencia al mismo en su acuerdo con el PSOE. Creo que no se le ha dado la importancia que se merece a ese movimiento estratégico que puede ayudar mucho a la resolución del conflicto.

Ladran sí, ladrarán mucho más, pero no se van a salir con la suya porque afortunadamente son menos, como se vio en la investidura. 179 son más que 171 y eso no se lo esperaban antes del 23-J. Se veían ya con Feijóo de presidente y Abascal de vicepresidente, la santa hermandad, pero se quedaron a las puertas y aún no lo han asimilado.

Ladrarán sí, pondrán piedras en el camino, palos en las ruedas, pero este gobierno va a durar hasta 2027 y después ya veremos.

En ese camino tres escollos, las elecciones europeas, vascas y catalanas, en las que especialmente en las dos últimas se van a confrontar duramente socios del gobierno, PNV vs Bildu y Junts vs ERC.

Habrá que sortearlas con responsabilidad y altura de miras, sin olvidar que la alternativa está ahí y ya sabemos qué es capaz de hacer.

Veremos…

elfarodelguadarrama.com.  Todos los derechos reservados.  ®2024   |  www.elfarodelguadarrama.com