www.elfarodelguadarrama.com

SOCIEDAD murió el 14 de abril en madrid a los 98 años de edad

Cientos de villalbinos recordaron a Antonio Varela, párroco de posguerra

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:13h
Cientos de villalbinos recordaron a Antonio Varela, párroco de posguerra
La misa de Novenario en memoria de don Antonio Varela Verástegui reunió el pasado martes a más de 300 feligreses en la parroquia Santísima Trinidad, un funeral oficiado por el párroco, don Félix Gascueña, y promovido por decenas de villalbinos que no olvidan la figura de quien fuera titular de la parroquia Santísima Trinidad entre 1939 y 1952.
Antonio Varela falleció el pasado 14 de abril en Madrid a los 98 años de edad, los 56 últimos al frente de la parroquia de San Roque. Murió a consecuencia de una enfermedad que la pasada primavera le apartó del ejercicio del sacerdocio. Los feligreses supieron de ello por un mensaje de despedida que el propio don Antonio dirigió a su parroquia y que fue difundido en Collado Villalba en día de precepto, con fecha de 29 de junio de 2008. “Se están cumpliendo ahora 56 años, lo repito, 56 años, que vengo ejerciendo de párroco de San Roque. Coinciden con el momento de mi jubilación, pero han coincidido también con la intromisión inoportuna de una enfermedad traviesa que me ha dejado inhabilitada la mitad de mi cuerpo, de piernas para abajo, y me ha incapacitado para poder ejercer el ministerio sacerdotal. (...) Pensábamos que se podía hacer algo, pero hemos visto que el proceso degenerativo de esta enfermedad es imparable, y hemos visto necesario pedir el ingreso en un centro hospitalario, creo, que con poca esperanza de curarme”, decía en la misiva.

Nada más conocer el fallecimiento, varios fieles villalbinos propusieron a don Félix Gascueña el recuerdo a la memoria de don Antonio. “Han venido muchos para pedirme que celebremos la misa. Yo no tuve ocasión de conocerle personalmente, pero sí hablé con él por teléfono. Me han hablado de la ayuda que prestó en la posguerra y la gente es muy sensible a su labor”, explica el párroco. En la ceremonia, se leyó un escrito del historiador villalbino, Luis Antonio Vacas, con datos sobre la labor pastoral que don Antonio Varela llevó a cabo en Collado Villalba, recordada desde hace décadas por una placa conmemorativa en la actual ermita de Santiago de Apóstol, el templo que él reconstruyó en los tiempos más duros.

La obra de Don Antonio Varela en pinceladas

Consigue “6 ó 7 indultos de pena de muerte” avalando con informes de buena conducta a los reos ante el general Franco. Esta actuación le valió el calificativo de “cura rojo”, pese a que don Antonio Varela eludió en dos ocasiones el fusilamiento en zona republicana, una de ellas tras ser detenido en Navalagamella.

Cuando llega a Collado Villalba en abril de 1939 encuentra la parroquia arrasada por las bombas. Don Antonio instala la iglesia a modo provisional en el salón de baile de El Paraíso y alquila un hotel próximo a fin de alojar y alimentar a un gran número de huérfanos e hijos de presos políticos.

Para compensar los años de la prohibición de culto, el párroco improvisa bodas masivas para aquellas personas que se casaron sin ceremonia religiosa durante la guerra. Lo mismo ocurre con bautizos y comuniones. Esta tarea pastoral se ejecuta sin distinción entre vencedores y vencidos en la contienda.

Don Antonio Varela fundó el colegio Santísima Trinidad, reconstruyó la parroquia, creó una escuela de formación profesional en colaboración con MADE y editó el famoso boletín parroquial Toma y lee.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (11)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de elfarodelguadarrama.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.