www.elfarodelguadarrama.com
El Jefe de la Policía denuncia a la concejala de Seguridad por “consentir amenazas”

El Jefe de la Policía denuncia a la concejala de Seguridad por “consentir amenazas”

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:13h

Francisco Paulino, Jefe de la Policía de Valdemorillo, ha denunciado ante la Guardia Civil de la localidad a su concejala de área, Maite Hernández, por “consentir amenazas” proferidas supuestamente por el agente identificado como numero 28, que responde a las iniciales R. G. N. El cabo de la Policía sostiene que esta actitud de la edil es habitual. La denuncia se interpuso el pasado 11 de noviembre por hechos que ocurrieron ese mismo día.

Según consta en la denuncia, el cabo, tras consulta con el concejal de Personal, Raúl González, denegó un permiso especial al citado agente 28 por entender ambos que no le correspondía disfrutarlo. Acto seguido, Paulino procedió a comunicarlo telefónicamente al policía interesado. La reacción del agente BESCAM fue, siempre según la denuncia, “manifestar todo tipo de insultos” hacia el máximo responsable de la Policía, “entre otros que le estoy acosando y persiguiendo, y que me va a denunciar (al cabo jefe)”.

Dos días después, el agente se personó en día de libranza y de paisano en las dependencias policiales de la plaza de la Iglesia “en compañía de la señora concejala” para “propinar otra conversación humillante, manifestándome que no tengo ningún tipo de educación”. Según reconoce el propio Jefe de Policía, se inició entonces una fuerte discusión con intercambio de pareceres y gruesas palabras, en presencia de la responsable política del área.

Al termino de esta discusión, “con tono avasallador y humillante” -según el relato de la denuncia-, el agente R. G. N. dijo a su superior: “Cuidadito con lo que vas a escribir (en el informe), porque lo he grabado todo, te puedo denunciar por acoso laboral, y se te puede caer el pelo”. En ningún momento, según la denuncia, la concejala intervino para avalar al máximo responsable policial y, en consecuencia, su autoridad jerárquica sobre el agente.
Guerra interna
El jefe policial, al frente de una plantilla de 35 agentes, asegura en su denuncia que “esta actitud ha sido provocada por la misma señora concejala, ya que desde la Alcaldía se le han quitado todo tipo de competencias en el cuadrante y tiene una guerra interna con un grupo de policías, los cuales están aprovechando las circunstancias para conseguir beneficios propios”.

Asimismo, cree que “el objetivo de ésta (la concejala) es demostrar al señor edil de Personal (Raúl González, a quien se le tienen atribuidas las competencias respecto a cuadrantes en la Policía por parte de la Alcaldía) que a pesar de que ella no tiene competencias, los agentes hacen lo que dice, en una guerra de poder interno, que en este caso como en muchos otros, sale perjudicado el servicio y su Cabo Jefe”.

Fuentes cercanas a Francisco Paulino, aseguran que la concejala del área tiene “motivos personales” para mantener esta actitud beligerante con el responsable policial. Para estas fuentes, el problema radica en el sistema de trabajo que establece tres días trabajados y seis días librados para los agentes policiales, lo que impide cualquier organización racional del servicio.

Asimismo, creen que el interés que tiene la concejala Maite Hernández en “manejar” el cuadrante no es otro que seguir favoreciendo a los agentes que le son afines, “no más de siete u ocho”, todos ellos BESCAM de la promoción que comenzó a trabajar en el año 2007. Con este sistema de trabajo, la guerra interna que “promueve” la concejala y los problemas que se derivan de la práctica desautorización de cargos políticos y policiales es imposible que la Policía de Valdemorillo funcione. “Es un cuerpo jerarquizado y aquí cada uno hace lo que le da la gana”, concluyen estas mismas fuentes.
Cruce de denuncias
La denuncia del Cabo Jefe a la edil de seguridad y un agente del cuerpo no es la única que se ha cruzado últimamente en la Policía de Valdemorillo. Tal y como se viene informando, tres agentes BESCAM han denunciado la desaparición de una multa por alcoholemia, desaparición que atribuyen a una supuesta “mano negra” dentro de la organización policial. También una agente ha denunciado a uno de los dos cabos provisionales por proferir supuestamente insultos contra ella.

Por otra parte, la concejala de Seguridad, como ya informó hace unas semanas El Faro del Guadarrama, ha elaborado un dossier de más de 200 folios respecto a supuestas irregularidades del cabo jefe Francisco Paulino en el ejercicio de sus funciones, documentación que está en manos de los servicios jurídicos municipales. Para aclarar todos lo sucedido, la alcaldesa de Valdemorillo, Pilar López Partida (PP), comunicó el pasado 17 de noviembre que se abría investigación interna en la Policía Local.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios