www.elfarodelguadarrama.com

FÚTBOL / Preferente - 4ª Jornada

El arbitraje y un ataque de pánico encarecen la primera victoria del CUC Villalba

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:13h
El CUC Villalba ganó 2-1 al Dosa sudando tinta china en la segunda parte para hacer buena la renta de 2-0 al descanso, producto de unos primeros 45 minutos convincentes, por juego y número de ocasiones. Los primeros tres puntos de carril pueden tener un valor psicológico importante en próximas fechas, porque si algo evidenció el partido fue que el Villalba tiene un déficit físico que le hace recular conforme avanzan los partidos, y que probablemente esté detrás de haberle hecho perder la ventaja adquirida en sus dos partidos anteriores.
Ante el Dosa, al fin cantó victoria, pero después de que la grada pidiera la hora con los madrileños subidos a las barbas de un equipo serrano con ocho jugadores. Un final inesperado tras un primer tiempo en el que el Villalba pudo y debió golear, y un segundo de declive combinado con el surrealista arbitraje de Bautista Álvarez, capaz de enfadar a los dos equipos.

Antes del sainete del trencilla, el Villalba mostró a las claras su jerarquía. Sin Olalla, Miguel Ángel Hernández sorprendió con Manu de ariete asociativo y dio vuelo al canterano Pedregal como interior, para dejar sitio al estreno de Julio Rodríguez en el lateral zurdo. Tras unos primeros escarceos visitantes, el equipo cogió el mando del partido para no soltarlo en todo el primer tiempo. Lo hizo con tal autoridad, que el Dosa se aculó en su campo a aguantar el chaparrón, sin detectar la movilidad de Fabio, un estilete ya fuese en banda o por el medio. El primer gol del interior, tras una cadena de avisos, llevó al marcador las sensaciones de la mejor manera, con plasticidad. Javi Hernández, en su función de lateral atacante, se sacó un centro al punto de penalti que Fabio, en escorzo, cabeceó fuera del alcance de Molina, quieto ante el remate de libro. Con el 1-0 y el centro del campo en poder de Fer López, Álvaro Esteban y Guille, el Villalba no aflojó y siguió creando un gran caudal de ocasiones, pese a la defensa por acumulación de los de San Blas. En pleno acecho, Julio firmó su primera gran subida por el carril para dejar atrás a tres defensores y servir en bandeja a Fabio el segundo, a bocajarro y en el área chica. El tanto fue anulado por discutido fuera de juego y, quizá por esa controversia, el árbitro no dudó en pitar el penalti a Manu, autor de una brillante maniobra sobre la raya de fondo, que le zafó de dos defensas antes de ser trabado por detrás. Fabio ejecutó con seguridad y el 2-0, combinado con el dominio del juego, dejó al público frotándose las manos y preparado para disfrutar en la reanudación. Lo que sucedió después en nada se pareció a eso.

El Dosa movió dos piezas, con la entrada de Tommy y Campos, y avanzó líneas. Casi al primer intento, Pablo tuvo el 2-1, y poco después Manu vio una segunda cartulina amarilla, pareció que por tocar el balón con la mano. Automáticamente, el partido viró al lado visitante, con el Villalba una pradera más atrás que al principio y sin delantero, pese a los intentos de Álvaro Esteban. Ya con el control, el Dosa se estrelló dos veces con Del Estal y reclamó un penalti que lo pareció, antes de que el árbitro, intervencionista y presto a compensar su conciencia, dejara al Villalba con nueve al echar a Eliot por un supuesto codazo. Miguel Ángel Hernández decidió sacrificar a Fabio, el mejor, y tiró de Ismail para dar oxígeno al equipo en las contras. Sin embargo, el fuelle físico sólo dio para organizar una doble línea de cuatro en cuyo sostén fueron capitales el sentido táctico de Julio, Álvaro Esteban y Fer, en permanente comunicación para saltar de una línea a otra, y el oficio de la zaga. El Dosa fue quemando llegadas sin remates claros para recortar distancias, hasta que Álvaro Esteban vio la segunda amarilla ya en el tiempo añadido y el Villalba se metió a achicar con todo. Ronky remachó el 2-1 tras otra buena parada de Del Estal y el pánico al empate se disparó, mientras el árbitro alargaba el tiempo extra más allá de los seis minutos.

El pitido final con el 2-1 fue como una liberación para un Villalba que, de momento, tras un mes de competición, unas veces muestra el gran potencial que atesora y otras una congoja que tiene a la grada agitada, en espera del partido redondo y la velocidad de crucero.

CUC VILLALBA: Del Estal; Javi Hernández (A) (David, 58’), Álex Barba, Kany, Julio (A); Fer López, Fabio (Ismail, 78), Guille (Eliot, 46 (R,75)), Álvaro Esteban (R-93’), Pedregal (Birru, 73); y Manu (A,A,R,60).

CD DOSA: Molina; Héctor (A), Nacho, Pablo, Maseda (A) (Kun,78), Berni (Campos, 46), Barral (Tomy, 46), Rulo, Alfredo, Samu (Esteban, 55) y Ronky.

GOLES: 1-0 Fabio (21′). 2-0 Fabio (p) (37′) 2-1 Ronky (94′)

ÁRBITRO: Bautista Álvarez

INCIDENCIAS: Unos 200 espectadores en la Ciudad Deportiva, en mañana soleada y con césped irregular y encharcado en algunas zonas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de elfarodelguadarrama.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.