www.elfarodelguadarrama.com

Buen balance serrano en una Liga sin diferencias

viernes 26 de diciembre de 2014, 00:07h
Buen balance serrano en una Liga sin diferencias
Sólo diez puntos separan al líder de la zona de descenso, en una liga de Preferente tan abierta que no pide ganar ni el 50% de los partidos para estar metido de lleno en la lucha por el ascenso. Un caso paradigmático es el del Siete Picos, que el domingo pasado dejó de ser líder y se sostiene arriba tras ganar sólo dos de sus últimos nueve partidos. Los colmenareños suman 23 puntos, los mismos que los otros tres equipos que están a tiro de piedra de la zona de ascenso, entre ellos el CUC Villalba.
Los amarillos llegan al parón navideño con sus opciones intactas, tras pasar dos baches, el último zanjado con un cambio de entrenador. Con Nacho Benito en la dirección, el Villalba ha ganado siete puntos en tres partidos e incluso perdió ante el colista Pozuelo B (2-2) la opción de entrar en la segunda plaza. “Nacho nos ha metido un punto más de intensidad”, decía la semana pasada Fabio, clave con sus goles en la importante victoria de Aravaca y en el rescate del empate ante el Pozuelo B. El interior, utilizado según las necesidades en el lateral zurdo, suma siete goles y es el maximo anotador del equipo menos realizador de los que están arriba, en espera de que puedan afinar Olalla y Álex Seidel, cuyos problemas físicos han mermado el potencial atacante del equipo. Todo apunta a que para cuando se reanude la liga, el 11 de enero ante el Coslada, los problemas serán otros, por ejemplo, buscar recambios para Fer López y Julio Rodríguez, si se confirma que el primero deja el fútbol por los estudios y el segundo decide saltar de categoría.

Sin más preocupaciones que las estrictamente deportivas, el Galapagar también ha cubierto sus expectativas en Navidad. Los de David Muñoz navegan tres puntos por encima del descenso tras irse de vacaciones cortando el bache de dos derrotas seguidas en Alameda de Osuna (2-2). Ese empate, rescatado en el tramo final con un gol de Quique Casado, supone un aire de tranquilidad para cuando los arlequinados reinicien la liga ante el Vicálvaro, el equipo que marca el descenso. Para entonces, el Galapagar espera recuperar a los tocados y recuperar el nivel que le llevó a estar siete jornadas invicto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)

+

0 comentarios