www.elfarodelguadarrama.com

FÚTBOL / Tercera División Grupo VII – 3ª Jornada

El CUC Villalba paga su osadía en Alcalá con una goleada histórica (7-0)

lunes 14 de septiembre de 2015, 13:10h
El CUC Villalba se fue escaldado del Val, donde salió a intercambiar golpes con el Alcalá y se llevó un saco de siete goles que remite a aquella temporada en la que a Fernando Sánchez Cipitria le tocó conducir en Tercera División un grupo de juveniles. Las proporciones del castigo tienen que ver con la extraordinaria eficacia de los complutenses y el desplome villalbino a raíz del fenomenal primer gol de Sergio Hernández, a los 34 minutos.
Hasta ese momento, el partido estuvo en el alero, entre un sinfín de idas y venidas en el que cualquiera pudo adelantarse: Chiloeches tuvo el 1-0 en un remate franco desde el punto de penalti, Lombán originó por la derecha dos centros hacia el área chica que sacaron los centrales villalbinos como pudieron, y los serranos, sin arrugarse, soltaron tres contragolpes que pudieron abrir el marcador, gracias al buen hacer de Casado entre líneas y a la velocidad de Seidel y Vivi. El joven extremo, utilizado como referencia arriba para explotar los grandes espacios del mayor campo de España, tuvo la más clara: Casado le leyó el desmarque a espalda de la zaga y filtró un pase interior que dejó a Vivi en carrera hacia el área. El chico aplicó zancada y entró como un ciclón en el área, pero Altares, en una magnífica reacción, obstaculizó lo justo un disparo que era mortal de necesidad. Poco después, sí acertó Sergio Hernández, en pleno chaparrón de intercambios. El espléndido lateral rojillo encontró hueco por el medio para recoger un pase en profundidad de Morato, compañero suyo el año pasado en el Talavera, para plantarse en la frontal, quebrar a Carlos Cano y superar a Del Estal con un disparo ajustado al palo.

El 1-0 descorchó el partido y desató una tempestad en el área amarilla. De nuevo Sergio Hernández se sacó un centro chut a la escuadra para el 2-0, y el canterano Diego amplió el castigo antes del descanso, aprovechando la bajada de tensión del Villalba. Con 3-0 en el intermedio, quedaba por ver si el Villalba seguiría echándose al monte u optaría por limitar daños. Pero el Alcalá no le dejó ni elegir. Nada más empezar, Palacios captó una cesión de Javi Hernández a Del Estal, regateó con clase al portero y embocó el cuarto. Y casi de inmediato, una rapidísima combinación en la frontal del área acabó con otro remate de cirujano, esta vez de Morato, justo donde no podía llegar Del Estal.

Con 5-0 y más de media hora por delante, los entrenadores movieron los banquillos y el ritmo pareció decaer y dar opción a maquillar el marcador a los amarillos. Pudo hacerlo por mediación de Fabio, que se sacó un gran disparo que obligó a Juancho a emplearse a fondo, y también Pedregal, que mandó a las nubes el rechace del portero. Mas fue un espejismo. El Villalba no interceptaba las líneas de pase rojillas y gente como Chiloeches y Palacios eran pesadillas. El primero marcó de penalti el sexto, tras un claro agarrón a Jairo cuando el canterano rojillo zigzagueaba en el área; el segundo acreditó su gran talla como goleador referencia de la categoría sacándose desde el pico izquierdo del área una rosca al palo largo de Del Estal, que no daba crédito ante la tremenda precisión de los remates.

Con el Villalba en la lona, Yuste Heredero, un árbitro ya de vuelta, decidió desquiciar al perdedor aplicando con 7-0 un minuto de añadido, cuando el Alcalá tocaba en estático esperando el final, y el Villalba miraba esperando el silbato. Los jugadores amarillos fueron pidiendo el final, hasta que Olalla, entendiendo la actitud del colegiado como una provocación, pidió el final con más ímpetu. Yuste se lo quitó de en medio con una roja directa, ante la estupefacción de todo el estadio, y el Villalba padeció la Ley de Murphy: si algo va mal, aún puede ir peor. Lo dijo al final Fran Blasco, el técnico del Alcalá: “Encima les deja sin Olalla para recibir al Adarve, que para ellos, jugando en casa, es fundamental”. Si el árbitro, ya puestos a aplicar el reglamento a rajatabla, hubiese aplicado el añadido correcto, habría dado los tres minutos d los cambios. Al dar uno, se retrató ante todos.

RSD ALCALÁ: Juancho; Isra, Miguel Altares (A) (Rafa 52’), Molino, Sergio Hernández; Maikel (Mancera 60’), Morato; Lombán (Jairo 59’) (A), Chiloeches, Diego; y Alberto Palacios.

CUC VILLALBA: Del Estal; Fabio, Carlos Cano, Javi Hernández (Edu Prieto 52’), Pedregal; Alex Seidel, David Gómez, Álvaro Esteban (A), Borja (Parra 49’); Vivi (Olalla 52’) (R 91’) y Quique Casado.

ÁRBITRO: Yuste Heredero (0).

INCIDENCIAS: Algo más de 300 espectadores en el Municipal del Val, en mañana parcialmente nublada y con algo de viento. Césped natural en aceptables condiciones. El CUC Villalba tuvo que cambiar su pantalón rojo por coincidencia con las medias y camisetas del mismo color de los locales, y los jugadores utilizaron unos de color azul celeste.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

1 comentarios