www.elfarodelguadarrama.com

A ocho millones de euros anuales puede ascender el nuevo contrato de basuras ‘pactado’ por el Ayuntamiento de Collado Villalba y FCC

A ocho millones de euros anuales puede ascender el nuevo contrato de basuras ‘pactado’ por el Ayuntamiento de Collado Villalba y FCC
Ampliar
lunes 21 de octubre de 2019, 14:24h

Según denunció ‘Villalba en Marcha’ antes de las elecciones municipales de mayo, si se consuma el nuevo contrato entre el consistorio y la actual adjudicataria, los villalbinos tendrían que pagar en los próximos diez años 80 millones de euros por este servicio

Nada más y nada menos que 80 millones de euros le podría costar a los villalbinos el servicio de limpieza urbana y recogida de residuos, durante la próxima década (ocho millones anuales), según un estudio realizado por la formación política local ‘Villalba en Marcha’ en vísperas de los comicios celebrados el pasado mes de mayo. Esta formación, escindida de Podemos, denunciaba que el Pliego de Condiciones para el nuevo contrato de basuras y limpieza vial fue, otra vez, aprobado con los votos a favor del PP y Ciudadnos (Cs) y la ‘meritoria’ abstención del PSOE.

“El hecho de que el Gobierno municipal del PP, presidido por Mariola Vargas en coalición con Cs, se gastase cuatro millones de euros en comprar un tipo de contenedores de carga lateral y maquinaria menor, que está siendo el hazmerreir de los villalbinos por lo impresentable de los contenedores y las móviles ubicaciones de los mismos, condicionando desde ese momento qué tipo de empresa podría resultar la adjudicataria del nuevo contrato, ya hizo saltar las alarmas de quienes estamos verdaderamente interesados por nuestro municipio y sus problemas. Pero es que -prosigue el informe de ‘Villalba en Marcha’- cuando se analiza el Pliego de Condiciones aprobado, resulta patente que se inflan los posibles costes hasta el punto de que, si llegara a materializarse una adjudicación basada en este Pliego, se estaría duplicando el coste que razonablemente podría suponer un servicio de recogida de basuras de carácter municipal con las mismas prestaciones”.

Cuatro millones en contenedores ‘de risa’

‘Villalba en Marcha’, añadía en su informe, no apuesta porque sí por la municipalización de los servicios públicos esenciales, lo hace sobre la base elemental de echar cuentas. Y es que si los contenedores ‘de Mariola Vargas y la maquinaria menor son nuestros, el alquiler de camiones adaptados para la recogida de los nuevos contenedores (7 camiones) cuesta 50.000 euros por camión al mes y el coste salarial del personal necesario para poder realizar el servicio (los siete conductores de los camiones), cuesta mensualmente unos 20.000 euros, si lo multiplicamos por 120 meses (diez años previstos en el Pliego de Condiciones como duración del contrato con FCC), y a todo ello le añadimos la construcción y puesta en marcha de una Planta de Compostaje en terreno municipal (cuya construcción rondaría los tres millones de euros), el servicio municipalizado de recogida de basuras en nuestro municipio, no pasaría de poco más de la mitad del coste previsto para el nuevo contrato (2020-2030) a adjudicar a la empresa de los “amiguetes de turno” de algunos de nuestros políticos ‘profesionales…en la cosa’.

¿A dónde van los otros 40 millones de euros?

Así las cosas, la pregunta es: “¿A qué manos van a parar los otros cuarenta millones?, se preguntaba Villalba en Marcha. ¿Cuál es la causa por la que el PP de Collado Villalba (ahora desdoblado en PP y Cs) y el PSOE, voten a favor o se abstengan, para que salga el ‘sí’ en la votación propuesta por el ejecutivo de Mariola Vargas, para la puesta en marcha de un contrato a todas luces gravoso para nuestro municipio?. Y este no puede ser otro que el beneficio personal de estos políticos, porque otra cosa sería del género estúpido. Y aunque no es descartable que en algún caso lo hagan por pura necesidad, lo lógico es lo otro. Además si pueden recoger las basuras y hacer la limpieza viaria por 40 millones de euros ¿A dónde van los otros 40?. Y Villalba en Marcha finalizaba este comunicado, anunciando que estaba estudiando iniciar acciones judiciales, vía Contencioso Administrativo, para exigir responsabilidades, no solo para quienes con su voto favorable han cometido o intentan cometer fraude en perjuicio de los villalbinos/as, sino también para quienes de manera consciente han favorecido así su abstención a esos fraudes. Y concluían: “la moraleja de todo esto no puede ser otro, que los vecinos/as de Collado Villalba no debemos dejar pasar más tiempo en manos de estos ‘profesionales’ los asuntos públicos, es decir los de todos, porque para las cosas serias, gente seria, sin ambiciones personales, con voluntad de entrega a los demás, que no necesiten de la política como profesión y que sepan y quieran favorecer, con políticas redistributivas, a quienes en estos momentos lo están pasando mal (o peor que mal), como consecuencia de los devastadores efectos del salvaje liberalismo económico, que son el más pequeño de sus estornudos, haciendo ricos a unos pocos y empobreciendo a la mayoría. Vamos que está la cosa para tonterías y corrupciones”, concluía el informe.

El hecho de que ‘Villalba en Marcha’ no obtuviese ninguna acreditación de concejal en los comicios de mayo pasado, frenó la denuncia que este grupo tenía previsto presentar en los Tribunales de Justicia, en relación a este polémico asunto vinculado al nuevo contrato ‘multimillonario’ de la adjudicación, por parte del Ayuntamiento de Collado Villaba a FCC, del servicio de recogida de residuos y limpieza pública, para el periodo 2020-2030.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de elfarodelguadarrama.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.