www.elfarodelguadarrama.com

¿Ha vencido la libertad al miedo?

J. Nevado

lunes 19 de enero de 2015, 13:28h
El miércoles, 7 de enero, una pareja de fanáticos ametralló la libertad de expresión en París, la cuna de los derechos del hombre. El horror ensangrentó por unas horas el humor y la risa -(“Je suis Charlie: los franceses harán de este eslogan la reivindicación de la libertad, un grito que competirá en notoriedad con la mismísima Torre Eiffel”)-, pero logró que saliera de las cuerdas un Hollande noqueado y que las plazas y calles de la capital francesa fueran invadidas por centenares de miles de personas para defender sus valores republicanos.
De esta manera casi mágica, el problema de Francia fue el de la libertad fusilada y no el ascenso increíble de la extrema derecha. Una jugada maestra del Elíseo que desplazó del foco público a Marine Le Pen, convirtiéndose con ello en una suerte de advertencia también para los renacidos monstruos xenófobos y derechistas que crecen en nuestras naciones. Tras la masacre de Charlie Hebdo no ha salido a pasear el miedo, a diferencia de las reacciones habidas después del atentado de las Torres Gemelas (11-S). Y las insistentes llamadas para el recorte de los derechos y las libertades “a fin de garantizar la libertad” no se han producido. Nadie, al menos hasta ahora, se ha apresurado a ‘reforzar’ la seguridad de estaciones y aeropuertos, a controlar más nuestras comunicaciones privadas, a meter la nariz más en nuestras transacciones personales o empresariales. Ello induce a pensar que en Europa, al menos, la libertad sigue venciendo al miedo.

Claro que la reacción luminosa de París, como fue la de la ciudad de Madrid tras los atentados de Atocha, no detiene ese río feroz de nacionalismo que crece en Europa. Producen estremecimiento las proclamas de los dirigentes como la Pegida y otros grupos holandeses o de países del este europeo. Algunos empiezan a dar por seguro que el islamismo creciente en Europa es una amenaza como lo fue en los años 20 y 30 lo que se llamó “cuestión judía”. Por ello es una bendición que naciones tan grandes como Francia se enfrenten al terror con el arma de la libertad. España, Italia, los grandes partidos democráticos alemanes, otros centroeuropeos y nórdicos tampoco han vacilado en este instante crítico. Ahora queda convencernos de que la práctica totalidad de los musulmanes repudian las prácticas de grupos terroristas como Al Queda, Estado Islámico o Boko Haram.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios