www.elfarodelguadarrama.com

Collado Villalba, de la agricultura al ladrillo (I): En los años 70 se construyeron en este municipio más de 35.000 viviendas en menos de diez años

una de las viviendas de la Urb. Peñanevada II
Ampliar
una de las viviendas de la Urb. Peñanevada II

El 3 de junio de 1978, se cumplen ahora 40 años se convertía de la noche a la mañana en el pueblo más importante de la zona Norte de Madrid, así lo recogía el diario ‘El País’ en un reportaje firmado por la periodista Ángeles García bajo el título “Collado Villalba víctima de la especulación de la zona Noroeste”, y para ello se basaba en que el municipio villalbino se había convertido en el pueblo más importante de la zona Norte de Madrid. “Una incontrolada construcción de urbanizaciones –más de 35.000 viviendas en diez años- ha transformado a este pueblo en una extraña ciudad dormitorio en la que la especulación no ha tenido ningún escrúpulo en llegar a extremos tales como levantar bloques de viviendas en torno a un cementerio (el del Parque deLa Coruña). La inexistencia de un plan de ordenación se presenta como uno de los responsables del caos urbanístico que sufren los 40.000 habitantes de este pueblo.

Hasta la década de los sesenta, Collado Villalba eras todavía uno de los típicos pueblos de la Sierra de Guadarrama, ricos en agricultura y ganaderías, y que, por aquellos entonces, era ya utilizado por un gran número de madrileños como lugar de descanso. Hacia 1964 se inicia la construcción de la Autopista de la Coruña. Con ello llegan a este pueblo cientos de familias que construyen la la mano de obra de la autopista A-6. La mayor parte procede de Extremadura y Andalucía. Esta masa de inmigrantes es también el primer indicio del desarrollo incontrolado que ha convertido a Collado Villalba en una ciudad producto de la suma de las desventajas de un pueblo pequeño y de una gran ciudad dormitorio.

A raíz de la construcción de la autopista, las empresasconstructoras ven en Collado Villalba un lugar idóneo para la construcción desaforada de complejos residenciales. De los aproximadamente 6.000 habitantes con los que esta localidad contaba en 1960, pasó a un total de 13.800 personas censadas, que en verano se convertían en más de 50.000. Este movimiento demográfico ha venido acompañado de una serie de transformaciones sustanciales sobre lo que era la vida de este pueblo.

La agricultura dejó de cultivarse. Respecto a la ganadería, quedaban poco más de 700 cabezas de ganado. Sin embargo, ello no quería decir que Collado Villalba se hubiera convertido en unnúcleo industrial con capacidad suficiente como para crear puestos de trabajo para todos los residentes. La mayoría de la gente acudía diariamente a Madrid a desarrollar sus actividades laborales. Los puestos de trabajo en el pueblo estaban en MADE, una fábrica metalúrgica con unos 800 trabajadores, y el resto del vecindario trabajaba en la construcción o en el comercio.

De las ventajas prometidas nunca más se supo

El reclamo para transformar a Collado Villalba en le núcleo urbano más importante de la sierra madrileña no ha sido, precisamente, la creación de puestos de trabajo, sino la promesa de poder disfrutar de una vida tranquila en cualquiera del asurbanizaciones que vinieron floreciendo por el pueblo. Sin embargo, al margen de la relativa tranquilidad, se encontraron conque todas aquellas ventajas que publicitariamente les ofrecieron, no existían. Los problemas sanitarios de escolarización y, a veces, de urbanización que presentaba el pueblo no ofrecían grandes diferencias de las de cualquier barrio periférico madrileño, pese a que José San Martín, el por entonces alcalde, manifestase que “vivir aquí solo ofrece ventajas. No creo que nadie encuentre dificultades ni problemas…. Quizá el río (aún no se había canalizado), pero tampoco hay que sacar las cosas de quicio…”.

La situación geográfica de Collado Villalba, a 40 kilómetros deMadrid y a 30 minutos de distancia por la autopista o el ferrocarril constituía suficiente atractivo para cualquier madrileño cansado de la contaminación de la ciudad para trasladarse aquí. Por ello, la construcción de urbanizaciones se llevó a cabo tanto dentro del casco urbano, como en las afueras de Collado Villalba. Todos aquellos que disponían de grandes terrenos, aprovecharon el momento para vender a las grandes constructoras Así se levantaron las urbanizaciones como Albasierra, Las Suertes deVillalba, el Danubio, Los Enebros, Parquesierra, Princialba, Pryconsa, Fontenebros, Peñanevada, Parque de La Coruña y varias más. Todas ellas con un mínimo de cuatro plantas que contribuían a deteriorar la anterior imagen de este pueblo serrano.

Mañana: Parque de La Coruña: 50.000 viviendas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de elfarodelguadarrama.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.