www.elfarodelguadarrama.com

El alcalde, Agustín Juárez, ejerció de anfitrión en la cena de Navidad del PP madrileño y comparó las "herencias" del PSOE a nivel local y nacional

Agustín Juárez, Carlos Floriano, Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy, momentos antes de la cena de navidad del PP de Madrid
Agustín Juárez, Carlos Floriano, Esperanza Aguirre y Mariano Rajoy, momentos antes de la cena de navidad del PP de Madrid

Rajoy afirma en Villalba que 2014 traerá "más crecimiento" y que, con "absoluta seguridad", España superará el reto independentista de Artur Mas

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:13h
La situación económica, la imputación de la esposa de Ignacio González o el órdago de los nacionalistas catalanes fueron algunos de los temas que centraron las intervenciones de los dirigentes regionales y nacionales, con el presidente Mariano Rajoy a la cabeza, en la cena de Navidad del Partido Popular de Madrid, que se celebró en la noche del miércoles en el polideportivo Quique Blas de Collado Villalba. Antes, el alcalde anfitrión, Agustín Juárez, comenzó diciendo que “la historia reciente de nuestro país está marcada por las herencias del PSOE, que nos han empujado a todos al borde del abismo”.
Rajoy afirma en Villalba que 2014 traerá "más crecimiento" y que, con "absoluta seguridad", España superará el reto independentista de Artur Mas
Pasó en España, aseguró el regidor, y también en Collado Villalba, donde tras 12 años de gobiernos socialistas el PP se encontró, señaló Juárez, “una ciudad al borde del caos, con 120 millones de euros de deuda”. Sobrevolaba también, añadió, “la sombra de la corrupción y el despilfarro”, dejando al Ayuntamiento en una situación de extrema gravedad. “Después de dos años de esfuerzo, hemos conseguido sanear las cuentas”, manifestó, mostrando su intención de continuar trabajando en esa línea. Para ello, indicó, ya de manera más general, “necesitamos un partido unido, que genere confianza; un partido grande, transformador de la sociedad, cercano, responsable y leal”. Más tarde, el propio Mariano Rajoy abundó en las palabras del regidor. “Quiero dar las gracias a nuestro anfitrión, Agustín Juárez, por acogernos y sobre todo por el trabajo bien hecho; heredó algo parecido a lo que heredamos otros, ha trabajado mucho, ha tomado medidas, ha conseguido resultados y pronto volverá a ser elegido alcalde”, dijo el también máximo dirigente del PP.

En la mesa central, Juárez compartió cena con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre; el presidente de la Comunidad, Ignacio González; la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes; el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; y el ministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete. Al acto acudieron también decenas de alcaldes y concejales del Partido Popular, con pleno de nuestra comarca, así como el presidente de la Asamblea, Ignacio Echeverría, y distintos consejeros y miembros del Gobierno regional. En total, unas 1.000 personas se dieron cita en esta tradicional cena de Navidad que ya se ha convertido en un ‘clásico’ en la actividad política de los populares.

Tras la intervención del regidor villalbino, llegó el turno de la ex presidenta regional y máxima responsable del partido en Madrid, Esperanza Aguirre, que pidió un “reconocimiento” a “todos los dirigentes del PP que están en primera línea”. “Cuando España salga de la crisis, los españoles tendremos que estar agradecidos a los políticos que ahora están gestionando la escasez”, personalizando esta circunstancia en Agustín Juárez, Ana Botella e Ignacio González. Como anécdota, Aguirre señaló que el propio jefe de cocina les había dicho minutos antes de que comenzase la cena que desde había empezado a notar una mejoría en los encargos. Esos síntomas son indicio de que lo peor ha pasado y confío en que esta recuperación nos permita avanzar en la puesta en marcha de las reformas que España necesita para no volver a caer en una crisis como la que estamos viviendo”, manifestó.

Después, en la que fue la intervención más corta, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, expresó su apoyo a la gestión de Mariano Rajoy y destacó que el trabajo que se está haciendo en el Ayuntamiento de la capital, cerrando las cuentas con un superávit de 1.000 millones de euros. A continuación tomó la palabra Ignacio González, que comenzó apuntando que algunas de las medidas que se han adoptado en los últimos tiempos “no fueron bien entendidas y otras, reconozcámoslo, a lo mejor no hemos sabido explicarlas”. En todo caso, añadió, todas eran necesarias” para afrontar la complicada situación económica. Con todo, prosiguió, “Madrid ha sido la primera región de España en salir de la recesión”, y ello, subrayó, “manteniendo y mejorando los servicios en época de crisis”.

A continuación, el presidente regional abordó uno de los ‘puntos calientes’ de la noche: la imputación de su mujer, Lourdes Cavero, por la compra del ático que el matrimonio tiene en Marbella. Se trata, dijo, de “campañas de insidias y acusaciones” que no le van a "doblegar". Aseguró también que la imputación es “inconsistente” y con una “falta de justificación de hechos y delitos que la acrediten”. De hecho, subrayó, por eso va a ser recurrida de oficio por la Fiscalía Anticorrupción. “Yo he acreditado fehacientemente, he alquilado mi inmueble, presenté mi contrato, los pagos trimestrales a través de transferencias y el año pasado volví a presentar públicamente mis escrituras, mi crédito hipotecario, los talones de mis bancos y frente a eso nada... pero no me van a doblegar”, manifestó González, que recibió un prolongado aplauso de los asistentes. “Pido que la justicia actúe con diligencia y celeridad y si hay algo ilegal que lo acredite y se exijan responsabilidades, y si no, que es así, que se archive”, indicó, añadiendo que de esta manera se pondría fin a los “ataques mediáticos y la instrumentalización política”.

De vuelta al discurso político en clave ‘popular’, González dijo que “Madrid necesita de España y España necesita de Madrid”, para a renglón seguido, ganándose uno de los mayores aplausos de la noche, reiterar ante Mariano Rajoy la importancia de “modificar el sistema de financiación autonómica, que nos hace perder a los madrileños más de 1.300 millones de euros este año”. En cuanto a la situación de la Comunidad, señaló que se han aplicado las políticas y principios del PP y que “los resultados están ahí” porque Madrid es, entre otras cosas, la región que más empresas crea, la que “mejores datos del paro” tiene y la que “mayor recaudación” consigue “con los impuestos más bajos”.

La ronda de intervenciones se cerró con el presidente del Gobierno yno Rajpy, que mostró su “absoluta seguridad” de que España, al igual que hará con la crisis económica, superará el reto planteado por la Generalitat de Cataluña a favor de la independencia. “Ese reto también lo vamos a superar, somos 46 millones de españoles con la voluntad de seguir juntos”, afirmó, para después añadir que la consulta impulsada por Artur Mas, al que no llegó a citar directamente, es “una gran equivocación histórica”. “Voy a estar donde tengo que estar como presidente del Gobierno. Soy como soy, pero tengo las ideas muy claras, no voy a jugar a dividir a los españoles”, manifestó Rajoy, enfatizando que “España será lo que digan los españoles, nadie puede disponer de la soberanía nacional”.

En cuanto a la situación económica, dijo que ya nadie le pregunta por “el rescate, la crisis del euro o la prima de riesgo”. “Hoy la pregunta es cuánto de grande va a ser la recuperación económica en 2014”, indicó, para añadir que “2013 ha sido un año con menos resultados de los que le hubiera gustado, pero mucho mejor” de lo pronosticado. También reconoció que para llegar a este punto ha sido necesario adoptar decisiones difíciles y en muchos casos impopulares, sobre todo en materia fiscal. “No me gustó subir los impuestos y los bajaré”, prometió el presidente del Gobierno. “Tras nueve trimestres, 27 meses, de crecimiento negativo, en el tercero de este año se empieza a crecer. En el cuarto os digo que se crecerá más que en el tercero y el año que viene mucho más que en 2013", vaticinó Rajoy, que también dijo que al terminar este año “habrá menos personas apuntadas en el paro que en 2012”.

En el último tramo de su intervención, agradeció el trabajo de Ana Botella, así como el de Esperanza Aguirre e Ignacio González, asegurando que “si hoy Madrid es una de las regiones más dinámicas y punteras” es por “sus gentes y por la apuesta continua por el reformismo inteligente”. Para Rajoy, Madrid es “sinónimo de gestión valiente y exitosa” y es un “escaparate inmejorable de las políticas del PP”. También se refirió a la petición de Ignacio González de reformar la financiación autonómica: “Ayudaré a Madrid porque es ayudar a todos los españoles”, aseguró, sin pronunciarse en ningún momento de su discurso acerca de las últimas actuaciones judiciales sobre la compra del piso que tiene el presidente madrileño en Marbella.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(8)

+

2 comentarios