www.elfarodelguadarrama.com

El Ayuntamiento de Galapagar dice que la casa de Pablo Iglesias y de Irene Montero no está en suelo del Parque Regional

El Ayuntamiento de Galapagar dice que la casa de Pablo Iglesias y de Irene Montero no está en suelo del Parque Regional
Ampliar
(Foto: Okdiario)
viernes 18 de enero de 2019, 00:11h

El Ayuntamiento de Galapagar ha aclarado el pasado miércoles que la casa de los dirigentes de Podemos, Pablo Iglesias e Irene Montero no está sobre suelo protegido del Parque Regional de Río Guadarrama. Así responde a la información de OK diario que asegura que la parcela de 2.500 metros cuadrados, donde se levanta la casa de Iglesias y Montero donde se indica que está dentro de una zona protegida del Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama y que la vivienda se había construido contraviniendo la normativa urbanística de Galapagar.

A través de un comunicado el Ayuntamiento de Galapagar afirma que “ante las noticias vertidas”, éste Consistorio tiene que negar tal extremo. Indica que “consultado el Proyecto de Parcelación de la Urbanización de Galapagar “se constata que se aprobó por la Comisión de Gobierno con fecha junio de 1989”. Asimismo explican que dicho proyecto de parcelación incluye la citada parcela “clasificada como suelo urbano” y que se “emplaza en el polígono 37 delimitado por las Normas Subsidiarias de 1975, del Suelo Urbanizado, Sector Ordenación Propia”.

“En fecha actual, dado el grado de consolidación del suelo que se encuentra urbanizado, la parcela cuenta con la consideración de solar en suelo urbano consolidado no ubicado en el Parque Regional del Río Guadarrama y puede ser edificada mediante la tramitación de las pertinentes licencias de edificación”, aseguran.

Por ello desde el Ayuntamiento de Galapagar se ha emplazado a visitar la web de la Comunidad de Madrid (http://www.comunidad.madrid/servicios/urbanismo-medio-ambiente/visor-sit-sistema-informacion-territorial) donde se puede consultar online la situación actual de la referida finca.

La CAM ‘tumbó’ en 2017 las Normas Subsidiarias

Por otro lado y según OKDiario (17-01-2019) la Comunidad de Madrid ‘tumbó’ en 2017 de manera contundente la Normas Subsidiarias de Planeamiento de Galapagar que modificaban “las condiciones generales de edificación y de usos y alineaciones en suelo urbano” y que habían sido aprobadas un año antes por el pleno del Ayuntamiento con los votos a favor del PP y PSOE.

El propio gobierno madrileño de la Puerta del Sol había aconsejado al consistorio la actualización de las Normas Urbanísticas para poner en orden al ‘carajal’ -en palabras de una autoridad municipal de Galapagar- en el que se habían convertido los planes urbanísticos de esta población desde el año 1976”.

Las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Galapagar, según fuentes de la oposición municipal, pretendía ser una amnistía” para las centenares de irregularidades urbanísticas que se habían perpetrado en el término municipal en los diferentes planes de ordenación urbana, según OKDiario.

Entre esas muchas irregularidades a subsanar se hallaba el chalé de 302 metros cuadrados que Pablo Iglesias e Irene Montero adquirieron en 2018, construido en pleno Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama que con la modificación de las Normas Subsidiarias la parcela quedaba regularizada de manera definitiva.

OKDiario revelaba el pasado miércoles que el ‘casoplón’ podemita está construido en un parque protegido y que cuando Iglesias y Montero compraron la vivienda sabían que su morada había sido levantada ilegalmente, “alegalmente”, según los técnicos en 2002, en el Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama.

Versión del Ayuntamiento de Galapagar

El Ayuntamiento de Galapagar ofreció este miércoles la versión de sus expertos según la cual la vivienda de los dirigentes de Podemos había sido recalificada tras una modificación parcial en 1989. Sin embargo, fuentes de la oposición del municipio serrano aseguró a OKDiario que, en aquellas fechas, la Comunidad de Madrid se limitó a supervisar la aprobación urbanística del Polígono 37 en el que ni en 1976, ni en 1988, había sido incluida la parcela de Iglesias y Montero.

“Después ‘por arte de magia’ esa cuña de terreno del Parque Natural apareció en los planos sin que los técnicos de la administración autonómica verificaran si estaba dentro o fuera del Polígono 37, aseguró un concejal de Galapagar a OKDiario”.

De ahí que los técnicos de la administración autonómica exijan ahora al Ayuntamiento de Galapagar que defina las alineaciones del terreno urbanizable y aclare “aspectos de la normativa con problemas e interpretación de las NNSS (Normas Subsidiarias) de 1976”. También se reclama “un plano síntesis” de delimitación del suelo urbano urgente que incorpore de forma clara las sucesivas modificaciones aprobadas hasta la fecha de forma que se pueda comparar con el plano de delimitación del suelo urbano propuesto”.

OKDiario desvelaba ayer que el primer edil del Consistorio de Galapagar en 1989, Fernando Rubio y el teniente de alcalde, Eugenio de Pablo –época en la que se plasmó el ‘engendro’ urbanístico, fueron condenados por el Tribunal Supremo a ocho años de inhabilitación como autores de un delito de prevaricación continuada al conceder licencias urbanísticas ilegales.

Aclarar las irregularidades cometidas en Galapagar

El informe de la Comunidad de Madrid remitido al consistorio de Galapagar por el Área de Planeamiento y Control de la Zona Norte y Oeste pretendía aclarar toda la madeja de irregularidades acumuladas en Galapagar en los años 80, operaciones sin justificar, planos sin remitir, zonas sin delimitar, etc.

El dossier se inició en 2016 y reclamó indemnizaciones y documentación al Ayuntamiento de Galapagar sobre todas las operaciones, entre ellas las que extendió en 1989 la zona urbanizable a los terrenos en los que ahora se encuentra la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero. Esta parcela fue calificada en 1976 de no urbanizable por el propio Ayuntamiento. En el año 1989 fue añadida por una modificación parcial a la parte urbanizada, pero se hizo sin incorporar los documentos medioambientales exigidos y sin remitirlos a la Comunidad de Madrid. Y en el año 1999, fruto de la ley Medioambiental y delimitación del parque la parcela quedó dentro del área protegida y no urbanizable.

En marzo de 2017 la Comunidad de Madrid, dada la inexistencia en el Registro de esos documentos, necesarios para aceptar la existencia de derechos preexistentes y por tanto, la excepción a la protección del área del parque natural, reclamó al Ayuntamiento su incorporación, porque sin ellos no podría justificar que las construcciones realizadas en esa parcela estaban en una actuación legal.

La documentación nunca ha llegado, según OKDiario a los técnicos de la administración autonómica, por lo que la casa de Pablo Iglesias y de Irene Montero, a fecha actual, sigue en una zona que incumple los registros de legalidad. Los expertos de la Comunidad de Madrid concluyen: “Deberá corregirse y completarse el documento técnico de la Modificación de las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Galapagar relativas a las condiciones generales de la edificación y de los usos y alineaciones en suelo urbano”.

Ciudadanos-Galapagar también pide explicaciones

Ante las informaciones contradictorias publicadas en distintos medios de comunicación y debido a los comunicados poco clarificadores emitidos por el Equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Galapagar, el Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) a través de una nota de prensa solicitará hoy, viernes, a través del registro municipal una aclaración sobre la situación urbanística y supuestamente ‘alegal’ en la que se encuentra el chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero. En caso de no tener respuesta a este requerimiento por escrito, Ciudadanos Galapagar preguntará en el próximo Pleno del mes de febrero sobre esta misma cuestión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de elfarodelguadarrama.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.