www.elfarodelguadarrama.com

POLÍTICA

30/04/2024@22:42:56
Desde hace unos días un gran tipo y mejor periodista me decía que Sánchez se iba a “hacer un Rubiales”. A mí eso me parecía impensable por muy caradura que nos pueda parecer en ocasiones Sánchez.

Escribió Omar Khayyam en sus “Rubaiyat”...

Atendiendo a las declaraciones de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social o de los portavoces sumarianos sobre la venganza, “uuuuuhhhh” la venganza de Podemos, no sé si hablar de justicia poética, del Karma, de que “uno recoge lo que siembra” o simplemente de la lógica de la política cuando no se traicionan los valores. Me quedo con lo último: Podemos no participa de recortes sociales ni abandona a los más vulnerables.

En Europa, se implantó un idílico denominado estado del bienestar, y que en síntesis era un conjunto de políticas y programas destinados a garantizar el bienestar social y económico de todos los ciudadanos. Se trataba de promover la igualdad y la protección social a la sociedad moderna.

La política actual siempre da motivos para hacer, no sólo una película, sino una saga entera.

Algunos llevamos tiempo advirtiendo que o las izquierdas espabilan o el futuro que nos espera es gris tirando a muy negro.

La portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, ha asegurado que “el impuesto que paga más caro este país y la democracia es la corrupción del PP”.

Creo que Pedro Sánchez se equivocó al expresar que le gustaba la carne al punto, tanto porque desautorizaba injusta y cruelmente al ministro Garzón, que no hizo sino verbalizar una obviedad (otra cosa es el momento y su puesta en escena), como porque su remodelación de Gobierno ha demostrado que le gusta cruda.

En memoria de un político de altura: Enrique Curiel

Vivimos tiempos convulsos en la política actual. No solo en nuestro país porque es una pandemia de ámbito internacional, solo hay que ver en los telediarios las estrambóticas figuras de Trump o Milei, a un decrépito Biden, o a hipotéticos canallas como Putin y Netanyahu.

Una cosa está clara, y es que Pedro Sánchez es un hábil político, ¿o podemos dar otra explicación?

Visto lo visto, quizá es hora de que lo mejor sea que nos gobierne la llamada Inteligencia Artificial.

Seguimos con el «obsceno espectáculo» de la manipulación política de la justicia y su deri-va.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha reunido con los portavoces parlamentarios de la oposición para arrancar el nuevo curso político.

Vergüenza tienen que estar pasando los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado cuando ven a una delegada sordomuda y a un presidente del perpetuo socorro que no mueven ficha. Tristeza me da querer ser lo que no puede ser, una autonomía.

En esta difícil época que nos está tocando vivir, vamos a tal velocidad y utilizamos de manera tan banal el término “momento histórico”, que cuando realmente ocurre apenas nos damos cuenta, pasa desapercibido.