www.elfarodelguadarrama.com

El lado oscuro de Ciudadanos

El lado oscuro de Ciudadanos
viernes 15 de mayo de 2015, 00:58h
Antes de elegir definitivamente a los miembros de las candidaturas presentadas a las elecciones municipales y autonómicas que se celebran el próximo 24-M, Ciudadanos anunció que sometería a los aspirantes a una serie de filtros y exámenes de idoneidad para desempeñar un cargo público. Y a decir de Julio Henche, candidato a la Alcaldía de Collado Villalba, eso mismo se hizo en este municipio para evitar “que se pudiera colar gente con pasado dudoso o problemático en la lista”. Para ello, Ciudadanos contrató a nivel nacional a una empresa externa para que examinara a los posibles aspirantes al acta de edil, una vez rastreado el currículum de los mismos
Pero el sistema ha fallado, al menos en Collado Villalba, donde la número cuatro de la candidatura que encabeza Julio Henche, Mónica Díaz Alonso, según documentos que obran en poder de El Faro del Guadarrama, no parece ser la persona más adecuada para el desempeño de un cargo dentro de la Administración local. Al margen de presuntas reclamaciones judiciales que la número cuatro de Ciudadanos tenía pendientes, a fecha 28 de noviembre de 2014 adeudaba a la tesorería del Ayuntamiento de Madrid la cantidad de 1.498 euros en concepto de más de una veintena de estacionamientos indebidos en la vía pública, entre otros conceptos por dejar su vehículo estacionado en un carril de circulación o en doble fila, el uso de distintivos no válidos o por exceso de velocidad.

Al mismo tiempo ha mantenido durante al menos cinco años una deuda de más de 600 euros con el Ayuntamiento de Collado Villalba por el impago de los recibos correspondientes al Impuesto de Vehículos y Tracción Mecánica de los ejercicios 2011 (153,56 euros); 2012 (202,97 euros) y 2013 (195,40 euros), cantidades que caso de haber sido abonadas en este ejercicio (algo lógico si desea ejercer como concejal) no exculparían a Mónica Díaz Alonso de haber mantenido deudas con la hacienda local de Madrid y de Collado Villalba, lo que no dice nada en favor de quien aspira a ocupar un cargo de concejal en representación de una fuerza emergente como es Ciudadanos, en la que sus máximos dirigentes presumen de honestidad, de luchar por la regeneración y, sobre todo, de romper con los vicios de la vieja política.

Mónica Díaz, al menos según se desprende del amplio dossier al que ha tenido acceso este periódico, no ha cometido ningún delito, pero su comportamiento como ciudadana y empresaria no es el mejor ejemplo a dar por quien aspira velar y administrar los dineros de un municipio. El listón lo han puesto tan alto sus compañeros que es posible que muy pocos puedan superarlo con éxito.

No es oro todo lo que reluce
Ciudadanos se presenta a las municipales y autonómicas de mayo con un ojo puesto en las generales, tras haber conseguido nueve diputados en las elecciones andaluzas. En sus filas militan ex afiliados del PP, miembros rebotados de otras formaciones (PSOE y fundamentalmente UPyD) y hasta tiene imputados en sus filas. Pero el partido de Albert Rivera presume de ser inflexible con los casos de corrupción, aunque algunos hechos recientes pongan este pronunciamiento en tela de juicio. Como ejemplo ahí está aún reciente la imputación del número dos de este partido, Jordi Cañas, tras haber defraudado 429.000 euros a la Hacienda Pública. Tras salir el caso a la luz pública, Cañas dimitió de su cargo, siendo posteriormente ‘premiado’ por su propio grupo con un trabajo como asesor en el Parlamento Europeo.

En nuestra región también tenemos el caso de Antonio Sánchez, alcalde independiente de Serranillos del Valle y número 22 a las listas europeas por Ciudadanos, que fue detenido por la Guardia Civil dentro del marco de la ‘Operación Púnica’ cuando estaba sacando documentación del Ayuntamiento que presidía. Tras ello, Ciudadanos emitió un comunicado exculpatorio donde aseguraba que Sánchez ni era afiliado, ni tenía relación con el partido. La presencia del regidor madrileño en la lista de las Europeas fue justificada por este grupo como una “colaboración de los partidos independientes de la Sierra de Madrid”. Curiosamente y a decir de aquellos que presumen de estar más próximos a Julio Henche, la mayor preocupación del candidato a la Alcaldía de Collado Villalba por Ciudadanos es mantener las distancias con sus antiguos compañeros de partido -(Henche fue presidente del PP villalbino durante varios años)-, para dejar claro que él no tiene nada que ver con el ‘caso Púnica’. La pregunta es: ¿Mantendría esa distancia caso de que el PP fuese la lista más votada? Eso sólo se podrá comprobar tras conocerse los resultados del 24-M.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (18)    No(0)

+

0 comentarios